Noticia

Cómo conducimos puede predecir si sufriremos demencia

Ampliar

21 de mayo, 2021

Hay muchos factores que alertan de una posible demencia... y la forma de conducir puede ser uno de ellos según una reciente investigación.

Nuestra forma de conducir dice muchas cosas sobre nuestra forma de ser y nuestro comportamiento, pero un reciente estudio va aún más allá, ya que sostiene que el comportamiento al volante puede ser un fuerte indicador de que se puede padecer un deterioro cognitivo leve (DCL) o demencia.

El estudio, publicado en la revista Geriatrics, utilizó datos de conducción, información demográfica y aprendizaje automático para predecir, con un 88 por ciento de precisión, si una persona padece DCL o demencia. Ahora bien, los datos de conducción por sí solos no son la medida más precisa para saber si alguien está experimentando este tipo de deterioros cognitivos.

Determinados comportamientos al volante, pistas de la demencia

<span style=Los datos de conducción por sí solos sólo pueden predecirlo con una precisión del 66 por ciento. Sin embargo, cuando se combinan con datos demográficos, como la edad, la raza, el sexo y el nivel educativo, la precisión aumenta hasta el citado 88 por ciento." >

Los datos de conducción por sí solos sólo pueden predecirlo con una precisión del 66 por ciento. Sin embargo, cuando se combinan con datos demográficos, como la edad, la raza, el sexo y el nivel educativo, la precisión aumenta hasta el citado 88 por ciento.

Ampliar

La edad fue el principal factor de predicción del DCL o la demencia, pero una serie de características de conducción también resultaron ser buenos indicadores. Según el estudio, se incluyen aspectos como el número de viajes a menos de 24 kilómetros de casa, la duración de los viajes y el número de frenadas bruscas también pueden ser señales indicativas.

Proponen una placa con la “M” para conductores mayores de 70 años

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores utilizaron los datos de un estudio que ha seguido a casi 3.000 conductores durante cuatro años. Por fortuna, no se encontraron demasiados casos de conductores con DCL o demencia en el conjunto de datos del estudio. Exactamente, en el transcurso del mismo se diagnosticaron 33 sujetos con DCL y 31 con demencia.

Los investigadores de este último estudio sugieren que su modelo de aprendizaje automático podría incorporarse a una aplicación para teléfonos inteligentes o a los sistemas de los vehículos para supervisar el comportamiento al volante y sugerir si el conductor está experimentando DCL o demencia.

«Nuestro estudio indica que los comportamientos de conducción pueden utilizarse como marcadores exhaustivos y fiables del deterioro cognitivo leve y la demencia», explica el autor principal Guohua Li. «Si se validan, los algoritmos desarrollados en este estudio podrían constituir una novedosa y discreta herramienta de cribado para la detección precoz y el tratamiento del deterioro cognitivo leve y la demencia en conductores de edad avanzada».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche