Cómo ahorrar en combustible

21 noviembre, 2007

Los surtidores de los centros comerciales son la mejor opción para ahorrarse algunos euros. La diferencia puede superar los 5 euros por repostaje.

Los surtidores de los centros comerciales son la mejor opción para ahorrarse algunos euros. La diferencia puede superar los 5 euros por repostaje.




Ahora que el precio del crudo supera máximos históricos y las petroleras repercuten de forma rotunda esa volatilidad al bolsillo de los conductores, los surtidores de los centros comerciales son la mejor opción para ahorrarse algunos euros. La diferencia puede superar los 5 euros por repostaje.


No hace falta moverse de casa para comprobar que esos estudios periódicos que hacen las organizaciones de consumidores y usuarios respecto a la relación entre el ahorro en la cesta de la compra y el establecimiento elegido también son válidos, plenamente, en el caso de los carburantes. En la página del Ministerio de Industria(http://oficinavirtual.mityc.es/carburantes) se puede cotejar una afirmación que salta a la vista de muchos conductores cuando pasan junto a un centro comercial y comparan, mentalmente, los precios de la gasolina o el gasóleo con los de otros surtidores, abanderados o independientes.


A principios de noviembre, las dos compañías con mejor tarifa en la gasolina de 98 octanos corresponden a dos grandes cadenas de distribución: el Hipermercado Sabeco y el C. C. Leclerc, ambos en la provincia de Soria, que lo venden a 1,009 euros, frente a los 1,119 de la última estación que también figura entre las 25 más económicas de nuestro país.


El ahorro está claro y es muy necesario, especialmente hoy, donde llenar el depósito es unos 5 euros más caro que hace sólo un año por la escalada del petróleo, que ha hecho que el titular de un automóvil –con independencia de que sea de gasóleo o gasolina–, con una capacidad aproximada de 55 litros, ya no necesita 53 euros para que la aguja marque lleno por completo, sino 58 euros.


La comparación anterior también es útil para el gasóleo. En este caso, en la fecha de la toma de datos, las dos primeras estaciones no pertenecen a una gran cadena de distribución, pero la tercera sí. Vuelve a figurar el hipermercado Sabeco ya mencionado. El precio es 0,889 por litro, mientras que las más caras, de la bandera Cepsa y Repsol, lo venden a 1,032; esto es, 14 céntimos de euros de diferencia. Tomemos esta vez como referencia el ejemplo de un conductor que dispone de 50 euros. El ahorro podría llegar a los 7 euros.


Sin embargo, muchos automovilistas todavía recelan de las cadenas de distribución como una alternativa para repostar. Quizás imbuidos de las críticas continuas de la patronal de los gasolineros, que aseguran que los descuentos que se hacen en los carburantes se cobran luego en otros productos básicos. Una afirmación, cuando menos, discutible, pues las tiendas de las gasolineras convencionales no suelen ser precisamente almonedas cuando se trata de comprar un refresco o un bocadillo. En todo caso, los datos son contundentes.


TARJETAS: OTRA FORMA DE AHORRAR
Las principales cadenas de distribución de carburantes cuentan con algunas modalidades de tarjeta de pago que suponen importantes descuentos. Son muy útiles, pero en todo momento hay que asegurarse de que no tienen comisiones ni costes anuales de mantenimiento que anularían el posible ahorro. Es el caso de la Visa Cepsa, por ejemplo, que permite acumular hasta el 5 por ciento del valor de la compra de forma inmediata en las estaciones de servicio adheridas y otro 1 más que se carga en la cuenta, después de comprar en otros establecimientos.


Como en otros casos, también aquí cabe la posibilidad de asociarla a otros productos para conseguir puntos extra. O también de la conocida Solred Máxima, válida para las estaciones de Repsol, Campsa y Petronor. Cada vez que se paga con esta tarjeta, se obtiene un descuento sin límite del 5 por ciento en todos los productos de tienda y servicios de la estación. Y, además, se obtiene un 1 por ciento en los carburantes.


Como en otros casos, la combinación con otras modalidades de tarjeta sirve para acumular ventajas: si se dispone de la tarjeta Travel Club, se conseguirá 1 punto por cada euro de compra. Otra característica es que con Solred Máxima se puede pagar en talleres y autopistas, disponer de facturación mensual detallada, atención telefónica 24 horas y disfrutar de importantes descuentos en establecimientos hoteleros… BP, por su parte, dispone de la tarjeta BP PremierPlus, una solución para ganar puntos por repostar en sus EE.SS. Por cada litro se acumula un punto, que puede canjearse por regalos en las estaciones o por ofertas en las empresas colaboradoras.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba