Comienza la reválida para el francés Sebastien Loeb

17 enero, 2007 por

La prueba innaugural del mundial se disputa este fin de semana. El campeón Loeb deberá demostrar su recuperación tras la lesión de hombro y la competitividad del nuevo Citroën C4 WRC.

La prueba innaugural del mundial se disputa este fin de semana. El campeón Loeb deberá demostrar su recuperación tras la lesión de hombro y la competitividad del nuevo Citroën C4 WRC.

Madrid, 17 ene (EFE).- El Mundial 2007 comienza este fin de semana en el imprevisible Rally de Montecarlo, lugar en el que equipos y pilotos volverán a partir de cero y donde el francés Sebastien Loeb tendrá que demostrar que sigue siendo el gran favorito, y Dani Sordo que lo del año pasado no fue algo efímero. Será entre el ´glamour´ de Mónaco donde los pilotos se pongan de nuevo el mono y hagan chirriar sus máquinas por las impredecibles carreteras cercanas a Mónaco por la que suelen circular coches de lujo.


El Rally de Montecarlo es uno de los más difíciles de todos los que componen el mundial. Ha sabido mantener la leyenda que le rodea con el paso de los años, y la victoria se convierte en heroica por la continua improvisación que han de realizar los pilotos curva tras curva, puesto que las notas de los copilotos suelen fallar en cuanto a los condicionantes de la pista. El frío y la nieve, aunque este año las temperaturas son más suaves, hace que sean frecuentes las placas de hielo y nieve en curvas y arcenes que no están registradas en los “apuntes” de los copilotos. Es éste el motivo por el que la elección de neumáticos se convierte en crucial para las aspiraciones de los participantes, que han de ser cautos y rápidos al mismo tiempo.


Loeb y el C4, objeto de todas las miradas
El francés Sebastien Loeb tendrá la oportunidad de demostrar que ha superado su lesión de hombro y que comienza la nueva temporada totalmente recuperado. Para ello necesitará la complicidad del nuevo Citroen C4, inédito en competición, del que no se sabe cuál será su respuesta en carrera, pero del que sí se espera mucho tras las pruebas realizadas durante todo el 2006. Como mayores rivales tendrá a los escandinavos Marcus Gronholm (finlandés que correr con Ford) y Petter Solberg (noruego de Subaru). El primero fue el último vencedor de la prueba y la temporada pasada fue el único que le plantó cara al tricampeón galo, pero en los enfrentamientos directos solía sucumbir ante la casi perfección del francés. Solberg, por su parte, tendrá que demostrar que se ha sobrepuesto a la temporada pasada, que fue para olvidar, llena de abandonos producto de la falta de fiabilidad del coche y de errores garrafales en su conducción, y en la que tuvo muy pocos resultados que reseñar. Desde un segundo plano seguro saldrán otros pilotos que aunque no partan como favoritos darán guerra a los tres grandes.


Entre ellos podrían estar los españoles Dani Sordo y Xevi Pons. Sordo, campeón del mundo Junior en 2005, parte con el objetivo declarado de llegar a meta y buscar el máximo número de puntos pero, por difícil que sea el rally, seguro estará presente en las posiciones altas de la clasificación. Además, ha de refrendar el apoyo mostrado desde Citroën, que le ha dado un contrato por tres años. Xevi Pons, tras anunciar que dejaba el mundial de rallys, rectificó de su decisión y estará en la salida del Montecarlo subido a un Mitsubishi Lancer WRC´05 que, aunque queda lejos de la competitividad de los de antes referidos, a los mandos del catalán obtendrá resultados más que interesantes para la clasificación de los tramos y la general.


El Rally de Montecarlo vuelve a las regiones de Vercors y Ardèche. El programa incluye algunos de los tramos de sus primeras ediciones y que han hecho mítica la prueba monegasca, como Le Burzet, Saint Bonnet le Froid y Saint Jean en Royans, y finalizará con una superespecial el domingo por la mañana en la zona del puerto de Montecarlo, en la que parte del circuito coincidirá con el trazado del Gran Premio de Fórmula Uno y que será la única especial de ese día, por lo que tendrá poca repercusión para la clasificación final. El rally de Montecarlo se disputará entre el jueves y el domingo y recorrerá un total de 1.185 kilómetros, de los cuales 328 serán cronometrados. El jueves se disputará la primera etapa, que estará compuesta de dos especiales con un total de 46.40 km. cronometrados, el viernes se correrá la segunda etapa con un total de seis especiales y 150,62 especiales, y la tercera y última etapa se disputará entre el sábado y el domingo, con un total de seis especiales el sábado y 128,72 kilómetros cronometrados para acabar la prueba con una superespecial de 2,80 kilómetros en las ciudad de Mónaco que poco decidirá.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba