Colocar la sillita en sentido contrario a la marcha reduce en un 75% el riesgo de lesiones

Colocar la sillita en sentido contrario a la marcha reduce en un 75% el riesgo de lesiones

3 diciembre, 2012

Así lo refleja un estudio realizado por el RACE y CYBEX, en colaboración con la DGT, que busca concienciar a los conductores de la importancia de colocar los sistemas de retención infantil en sentido contrario a la marcha.

Un total de 42 menores de 14 años fallecieron en accidente de tráfico el pasado año, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Una cifra que se eleva a 1.150 niños si tenemos en cuenta los últimos diez años. Sin embargo, según los últimos estudios más del 90% de los pequeños viaja en el coche con los sistemas de retención infantil adecuados. ¿A qué se debe entonces este elevado número de víctimas? En muchos casos, a la forma de colocar la sillita.

Así lo afirman el RACE y el fabricante de sillitas CYBEX, que gracias a un estudio realizado en colaboración con la DGT han demostrado que colocar al niño en sentido contrario a la marcha reduce notablemente el riesgo de sufrir lesiones en caso de accidente. Para tratar de concienciar a los conductores de la importancia de este detalle, las tres entidades han puesto en marcha una campaña informativa en la que se distribuirán medio millón de folletos informativos.

Todo lo que debes saber sobre las sillitas infantiles, en nuestros vídeos prácticos:

Las diferencias de colocar la sillita en sentido de la marcha y en sentido contrario

Según datos del estudio, casi la totalidad de los encuestados (95%) reconoce llevar a los niños en su sillita, pero el 50% considera erróneamente que es más seguro llevarles con su dispositivo de retención en sentido de la marcha.

Accidente con una sillita en sentido de la marcha

Accidente con una sillita en sentido contrario a la marcha



La normativa vigente obliga a que todos los niños del grupo 0+ (de 0 a 13 kilos) viajen en sentido inverso. Sin embargo, cuando el niño supera este peso o llega a los nueve meses de edad, muchos padres optan por cambiar el sentido de la sillita. Diversos estudios internacionales han demostrado que, en caso de choque con la sillita en sentido de la marcha, los músculos del cuello del niño soportan un peso enorme pudiendo producirse daños graves en la médula espinal e incluso la muerte.

Para demostrarlo, se llevaron a cabo dos impactos dinámicos (Crash-Test) a 64 km/h con un `dummy´ que simulaba ser un niño de 18 meses. En el impacto con el sistema de retención infantil en sentido contrario a la marcha se puede observar como el cuerpo del pequeño queda más protegido, ya que las cargas se distribuyen de manera mucho más homogénea.

Por todo ello, el RACE, CYBEX y la DGT recomiendan a los conductores llevar siempre al niño en una sillita orientada en sentido inverso a la marcha hasta al menos los dos años, o hasta recomendación del fabricante, y retrasando el cambio al grupo superior todo lo posible. Además, recuerdan que en el caso de llevar al niño en la plaza delantera y en sentido contrario a la marcha, se debe desconectar siempre el airbag frontal para evitar daños en el pequeño.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

Luis 5 diciembre, 2012

Está claro que es más seguro y así lo llevan haciendo los países nórdicos hace años. El único problema es que esta silla cuesta más del doble que las de sentido frontal y solo vale hasta los 4 años. En varias Webs alrededor de 550€. No he visto silla más cara.Si te lo puedes permitir, adelante.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba