Noticia

Hergé, Tintín y su amor por los coches, en una exposición

2 fotos

Ampliar

23 de junio, 2020

Bruselas cuenta con una exposición que repasa la historia de Tintín, el famoso comic de Hergé, y su relación con los coches, muy presentes en su obra.

Ahora que las restricciones a la movilidad han desaparecido (desde este 21 de junio Bélgica se han abierto las fronteras de España y ya es posible volar a la mayoría de los países de Europa) ya podemos desplazarnos a Bruselas. Con la crisis del coronavirus un poco en el olvido, puede ser un buen momento para que cojas un vuelo (o vayas en coche) y visites la capital de Bélgica.

No, no te has equivocado de web, ahora no somos una página de viajes, sino que como sabemos que eres un gran aficionado a los coches, te queremos recomendar una exposición que ya está disponible, tras su cierre por el confinamiento, en el Museo Hergé de Lovaina la Nueva, a apenas 40 kilómetros de Bruselas.

La historia de Tintín y sus coches

Bajo el título de ‘En coche con Tintín’, la muestra reúne 18 recreaciones de los vehículos, tanto deportivos, todoterreno como incluso utilitarios, que han aparecido en las historietas de Tintín, creadas por el artista belga Georges Remi (conocido por el seudónimo de Hergé) entre 1929 y 1976.

Puede que te interese: El anuncio que reúne los coches más famosos del cine

«En cada cómic de Tintín hay muchos coches, y no es algo anecdótico. Son elementos en ocasiones beneficiosos o peligrosos durante la acción, dependiendo de la escena, pero lo cierto es que son omnipresentes», explicaba a la Agencia Efe Dominique Maricq, uno de los autores con mayor experiencia en el universo de Tintín.

El repaso por la evolución del automovilismo, según Maricq, nace de la pasión del autor por este mundo y sirve para contar la historia del siglo XX a través de sus objetos, «y justamente el coche es un objeto muy importante en la vida cultural y económica» en la Europa del pasado siglo.

Los 10 coches más usados en películas

La propia relación de Hergé con los automóviles fue intensa: después de que sus historias se hiciesen famosas durante la década de los 40, el autor pudo adquirir varios modelos para su colección personal.

Una exposición para disfrutar de Tintín y sus coches

2 fotos

Ampliar

«Le gustaba mucho la velocidad, pero en 1952 tuvo un accidente serio, que hirió de gravedad a su primera mujer en la pierna. A partir de ahí decidió contratar a un chófer, que conduciría para él en los años venideros», añade Maricq.

En la exposición se pueden contemplar modelos clásicos como el Opel Olympia, el Lancia Aprilia o el Porsche 356. Según señala Maricq, con el paso de los años, y a través de las historias de Tintín, se puede observar una evolución en el propio gusto del artista, que derivó desde los modernos diseños italianos de Lancia y Alfa Romeo hasta las líneas más elegantes de los Mercedes.

No obstante, para Hergé tiene un especial valor sentimental el Opel Olympia, su primer coche, y que también quedaría representado en el cómic ‘El cetro de Ottokar’: «Era un coche bastante rápido, muy del gusto de Hergé», apunta Maricq.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche