Noticia

Los coches más caros destrozados en películas

Porsche 917 en “Le Mans”

12 fotos

Ampliar

24 de enero, 2023

Estos super coches fueron destrozados en películas... y resulta que son los más caros que hemos visto pulverizados en la gran pantalla.

El cine está lleno de trucos y efectos especiales que engañan al espectador y que consiguen que vea escenas increíbles pero irreales. No obstante, en algunas películas, por exigencias del guion, se han destrozado coches reales y algunos de un precio desorbitante. Los repasamos.

Los coches más caros destrozados en el cine

  • Porsche 917 en “Le Mans”

El 917 es uno de los coches más icónicos de Porsche, pues dio a la marca alemana su primera victoria en Le Mans en 1970. Se trata de un modelo extremadamente raro y caro (en torno a los 14 millones de euros), algo que no impidió que Steve McQueen destrozara uno en el filme «Le Mans», de 1971. No sirvió para mucho, pues la película acabó siendo un fracaso de taquilla y casi llevó a McQueen a la quiebra.

  • Aston Martin DB5 en “Goldfinger”

Aston Martin DB5 en “Goldfinger”

12 fotos

Ampliar

De todos los Aston Martin utilizados en las películas de James Bond, el DB5 es posiblemente el más icónico. El DB5 se convirtió en el coche Bond definitivo después de que Jaguar rechazara una gran oportunidad de proporcionar un coche para Goldfinger, y desde entonces, los Aston Martin se han utilizado en varias películas de Bond.

En la película de 1964, el DB5 con ametralladora queda destrozado después de que James Bond lo estrelle contra un muro durante una persecución. Un DB5 superviviente de la película se vendió por la friolera de 4,6 millones de euros hace unos años.

  • Aston Martin DB10 en “Spectre”

Este contaba con una carrocería a medida que adelantaba el diseño de la siguiente generación del Vantage. La icónica escena de persecución de coches con el Jaguar C-X75 en Roma hizo que el DB10 acabara hundiéndose en el río. Aston Martin construyó 10 ejemplares del modelo para la película, de los cuales siete fueron destruidos. Uno de los coches de la película se puso a la venta en 2016, alcanzando los 3,6 millones de euros.

  • Lykan Hypersport en “Fast And Furious 7”

Lykan Hypersport en “Fast And Furious 7”

12 fotos

Ampliar

La franquicia «Fast and Furious» nunca decepciona al ser el escaparate de auténticos cochazos, muchos de ellos destrozados por exigencias del guion. Se dice que en la saga se han destruido más de un millar de coches en las últimas dos décadas, entre ellos un ultra raro Lykan Hypersport, valorado en 3,5 millones de euros.

El Hypersport es un supercoche producido en Oriente Medio por W Motors. Se han fabricado menos de 10 unidades y una de ellas fue estampada por Dominic Toretto de un rascacielos a otro en «Fast and The Furious 7».

  • Rolls-Royce Phantom en “Iron Man 2”

La lujosa berlina británica fue destruida durante la escena de la carrera de F1 en Mónaco. En el rodaje se utilizaron dos ejemplares del Phantom valorados en cerca de medio millón de euros cada uno, en los que el personaje de Mickey Rourke, Ivan Vanko, utilizó su latigo electrificado para cortarlos por la mitad.

  • Lamborghini Murcielago LP-640 en “El Caballero Oscuro”

Lamborghini Murcielago LP-640 en “El Caballero Oscuro”

12 fotos

Ampliar

En este filme protagonizado por Batman, el protagonista, Christian Bale, se ve obligado a destrozar su Lamborghini Murciélago, valorado en cerca de 355.000 euros,  y evitar un intento de asesinato haciendo que el camión del asesino se estrelle contra él en lugar del coche del objetivo.

  • Lamborghini Huracán en “Doctor Strange”

El Huracán es venerado por muchos aficionados al motor por su diseño, su potente V10 y su fantástica dinámica de conducción, lo que explica que sea el Lamborghini más vendido de todos los tiempos. En la película Doctor Strange, el Huracán (con un precio que ronda los 250.000 euros), fue utilizado para narrar cuando el protagonista se ve envuelto en un terrible accidente que le deja los brazos paralizados.

  • Aston Martin DBS en “Casino Royale”

En este caso, Daniel Craig, para evitar atropellas a una mujer, es el responsable de destrozar un Aston Martin DBS en esta película sobre el agente James Bond. Cerca de 225.000 euros tirados a la basura y la desesperación de muchos amantes del mundo del motor.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche