Noticia

La familia real inglesa y su peculiar relación con los coches (sobre todo con una marca)

2 fotos

Ampliar

15 de abril, 2020

A los miembros de la Casa Real inglesa les gustan los coches. Conozcamos algo más sobre los gustos automovilísticos de la reina Isabel II y su familia.

Los automóviles de las familias reales suelen mantenerse en secreto por cuestiones de seguridad, pero gracias a Hello, hemos sabido un poco más sobre los coches de la la Casa Real inglesa.

La reina Isabel II, que dejaba el año de conducir el año pasado a los 92 años, era bastante aficionada a conducir sus propios coches para desplazarse en determinados actos y era la única persona en el Reino Unido que se ponía al volante sin permiso de conducir, una prebenda que únicamente gozaba como máxima mandataria del país. En las últimas ocasiones que se la vio conduciendo lo hacía a bordo de un Range Rover, similar modelo que llevaba su marido, Felipe de Edimburgo, que se retiró del “pilotaje” hace seis años.

Los coches más lujosos para reyes y presidentes

Sus familiares, con carnet de conducir todos ellos, son también amigos de manejar los automóviles que les llevan a actos oficiales o a disfrutar de su tiempo libre.

Su nieto, el príncipe William, junto a su esposa, Kate Middleton, tienen varios vehículos a su nombre, aunque se dice que un Land Rover Discovery es uno de sus favoritos por la practicidad que les confieren sus siete plazas, ideal para transportar a sus tres hijos y al perro.

Zara Tindall, una de las nietas de la Reina Isabel II

2 fotos

Ampliar

También son devotos de Land Rover el príncipe Harry y Meghan Markle, que cuentan a sus disposición con varios modelos de la marca, aunque ambos se suelen decantar para sus compromisos por un Land Rover Discovery o por un Range Rover SE Vogue.

Polémicas al volante

Respecto al resto de la familia real inglesa, parece que también los Land Rover están entre sus favoritos y con ellos han protagonizado más de una polémica.

Sophie, duquesa de Wessex, la que dicen que es la nieta favorita de la Reina Isabel II, ha tenido más de un altercado sobre ruedas, desde golpear al coche de una ciudadano y salir huyendo a dejar que su hijo, de 11 años, se pusiera al volante (no en carretera abierta, eso sí).

Por su parte, Zara Tindall, otra de las nietas de la Reina, es la única miembro de la casa real británica que ha aparecido en el famoso programa automovilístico Top Gear y se atrevió a dar una vuelta al famoso circuito del programa en un Toyota GT86.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche