Noticia

Los coches eléctricos de ocasión serán mucho más baratos: se depreciarán más

Ampliar

04 de marzo, 2021

Si los coches de ocasión se deprecian y pierden valor respecto a uno nuevo, los coches eléctricos se devaluarán de una manera más acusada.

Uno de los “problemas”  a los que se enfrenta el coche eléctrico para su popularización, aparte del de la autonomía y de los puntos de recarga disponibles, es, evidentemente, el precio.

Los modelos cien por cien eléctricos a la venta suelen contar con una tarifa más elevada respecto a alternativas de combustión y eso, cuando el presupuesto es ajustado, es un argumento de peso para no adquirirlos y decantarse por un gasolina o un diésel.

No obstante, esta situación puede cambiar en unos años. No solo porque los vehículos eléctricos nuevos moderen sus precios, que lo harán, sino porque el mercado de segunda mano dictará sentencia y hará que su depreciación sea mayor que la de modelos similares de combustión. Conclusión: serán mucho más baratos.

La «culpa» la tendrá el avance tecnológico

Esto es lo que pronostica un estudio de la firma de investigación de mercado Bähr & Fess, que suele analizar el valor residual de los automóviles. Calculan las retenciones de valor absoluto y relativo de cada vehículo en el punto de reventa después de cuatro años de uso.

Las proyecciones de esta empresa son tenidas en cuenta por muchas instituciones financieras y organizaciones del sector automotriz, principalmente grandes instituciones bancarias y de leasing.

El principal motivo es el avance tecnológico que vivimos día a día, y un perfecto ejemplo es el de los móviles, que en unos años suelen quedar casi obsoletos. No pasará esto con los coches, aunque cada nuevo modelo eléctrico ofrecerá mayor autonomía y mejor tecnología a un precio cada vez más competitivo.

 Los 10 coches que menos valor pierden tras tres años

Por ello, aquellos modelos eléctricos con un precio más ajustado serán los que menos valor pierdan con el paso del tiempo, aunque su tecnología quede “algo antigua”.

No obstante, la consultora no parece tener en cuenta que los coches eléctricos más recientes cuentan con actualizaciones OTA (Over the Air), que permiten que esta desactualización de un coche no sea tan profunda ni evidente y, por tanto, no afecte tanto a su precio de reventa.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche