Noticia

Los coches que se desecharon en «The Fast and the Furious»

Ampliar

05 de febrero, 2021

Uno de los asesores técnicos de "The Fast and the Furious" ha revelado qué coches se quedaron fuera de este mito cinematográfico.

«Fast and Furious» es una de las sagas cinematográficas que más ha hecho por los automóviles en los últimos años. Aparte de sus protagonistas masculinos, las verdaderas estrellas de estos filmes eran los coches.

La primera película de la saga, «The Fast and the Furious»,  de 2001, encumbró a modelos como el Mitsubishi Eclipse o el Toyota Supra, pero hubo algunos modelos que no lograron “pasar el corte” y no se incluyeron en la película. Así lo ha confesado Craig Lieberman, asesor técnico de las primeras películas de la franquicia.

Algunos fueron rechazados por no ser «demasiado masculinos»

Según apunta Lieberman, la película original se centraba en los coches tuneados y los productores sólo querían coches que estuvieran disponibles en Estados Unidos en ese momento. Eso excluía modelos japoneses, “muscle cars” raros y supercoches, aunque se hicieron algunas excepciones (como el Dodge Charger de Dominic Toretto). No obstante, estas premisas se relajaron, como has podido comprobar, en las películas posteriores.

Liebermen señala que, a pesar de cumplir con las reglas que los mismos productores habían establecido, modelos como el Volkswagen Beetle, el Mazda MX-5 Miata y el BMW Z3 no pasaron a formar parte del elenco «The Fast and the Furious». ¿La razón? No eran lo suficientemente «masculinos».

El BMW Z3 no lo consiguió

El BMW Z3 no lo consiguió

Ampliar

Al mismo tiempo, el asesor técnico también cuenta que los descapotables solían evitarse porque dificultaban la ocultación de los rostros de los dobles.

Como curiosidad, el guión contaba originalmente con Brian O’Connor (encarnado por el fallecido actor Paul Walker) comenzando en un Mitsubishi 3000GT, para luego cambiar a un Mitsubishi Eclipse. Sin embargo, ninguno de los 3000GT modificados que se presentaron al casting de coches impresionó a los productores, y finalmente fue sustituido por el Toyota Supra, que encajaba mejor por su gran techo desmontable, que era necesario para la escena de la persecución del camión posteriormente en la película.

Puede que te interese: Mitsubishi 3000 GT, a la vanguardia de la técnica… de verdad

Siempre estuvo previsto que Toretto (Vin Diesel) condujera un Mazda RX-7 FD pero otros miembros de su equipo podrían haber acabado en otros coches. Lieberman sugirió originalmente un BMW M3 E36 o un Audi S4 para Jesse, que en cambio finalmente condujo un Volkswagen Jetta Mark III.

 ¿Cuántos coches se han destrozado en las películas de Fast & Furious?

Las ideas iniciales para Vince incluían un Toyota MR2, un Lexus GS y un Honda Prelude, pero en su lugar se eligió el Nissan Maxima de Lieberman. Leon pasó de un Toyota Celica a un Nissan Skyline GT-R R33.

El guión original también nombraba un Ford Mustang como coche de Tran. Eso no tenía sentido en una película sobre coches tuneados, pero el cambio del Mustang al Honda S2000 se produjo en realidad porque los productores vieron un S2000 negro modificado que les gustó. Los villanos siempre conducen coches negros, decía la teoría.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche