Noticia

Sistema de indemnizaciones a las víctimas de tráfico: ¿reforma?

Ampliar

02 de diciembre, 2014

Una iniciativa conjunta de PP, PSOE, CiU y PNV plantea al Gobierno una reforma del sistema de valoración para las indemnizaciones de daños y perjuicios causados a las víctimas en accidentes de circulación.

La Comisión de Economía y Competitividad debatirá este martes una proposición no de ley que plantea al Gobierno una reforma del sistema de valoración para las indemnizaciones de daños y perjuicios causados a las víctimas en accidentes de circulación.

La iniciativa conjunta de PP, PSOE, CiU y PNV probablemente saldrá adelante al contar con el respaldo de la mayoría parlamentaria de la Cámara. En ella, piden al Ejecutivo que presente en el próximo período de sesiones un proyecto de ley de reforma de este sistema de valoración.

La reforma pretende que se adapte el sistema a los principios de indemnidad, vertebración y objetivación del sistema, manteniendo una estructura de tablas de fácil aplicación, en aras de fomentar una rápida resolución de los conflictos de forma extrajudicial.

Asimismo, apuestan por que se consiga una mejora en la individualización del daño, mediante la revisión de los diferentes perjuicios que pueda sufrir una víctima, atendiendo a sus circunstancias personales, familiares y económicas. Respecto a las indemnizaciones por fallecimiento, solicitan al Gobierno una mejora de la percepción de las mismas mediante su individualización.

En cuanto a las indemnizaciones por secuelas, proponen que se refuerce especialmente la reparación del gran lesionado, que queda con discapacidades que requieren de apoyos intensos para su autonomía personal. PP, PSOE, CiU y PNV sugieren al Ejecutivo que incorpore un sistema objetivo de indemnizaciones de lucro cesante, que revise el baremo médico de secuelas con el objeto de adaptarlo al estado actual de la ciencia y, finalmente, que tenga en cuenta el gasto futuro de las víctimas con graves secuelas de por vida.

Estos grupos parlamentarios argumentan que hay que superar las dudas y dificultades interpretativas que en determinados perjuicios se han venido suscitando principalmente por dos razones: no estar contemplados en el actual sistema o no adaptarse convenientemente a la realidad social actual.

A su juicio, la reforma debe inspirarse y respetar los principios básicos de la indemnización del daño corporal, básicamente el de la total indemnidad de los daños y perjuicios padecidos, para situar a la víctima en una posición lo más parecida posible a la que tendría de no haberse producido el accidente.

Ateniéndose al principio de vertebración quieren que se valoren por separado los daños patrimoniales de los no patrimoniales, y dentro de cada clase separar los diferentes subconceptos de daño sin solapamientos ni lagunas, superando el recurso a la valoración global del daño moral y los perjuicios económicos.

Con la meta de conseguir un sistema legal valorativo, ven necesario tener en cuenta la objetivación del daño, de tal forma que todos los daños y perjuicios se hallen comprendidos dentro del sistema y que la valoración de todos ellos se realice conforme a las reglas y límites contemplados en el mismo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche