Noticia

Cinco países de la UE piden retrasar cinco años el fin de los coches de combustión

Ampliar

29 de junio, 2022

Bulgaria, Eslovaquia Italia, Portugal y Rumanía quieren que la prohibición total de vender coches de combustión se retrase a 2040.

Bulgaria, Eslovaquia Italia, Portugal y Rumanía quieren retrasar cinco años más el plan de la Unión Europea que prohibirá la venta de vehículos nuevos de gasolina y diésel a partir de 2035, según informa la agencia Reuters.

Esta decisión es uno de los pilares fundamentales en los que se sustentan los planes de la UE para hacer frente a las crecientes emisiones contaminantes del transporte por carretera y acelerar la transición al vehículo eléctrico.

Bulgaria, Eslovaquia Italia, Portugal y Rumanía piden «prórroga»

Contaminación CO2

La Comisión Europea había planteado prohibir las ventas de vehículos de combustión interna a partir de 2035, pero aparte de los cinco países citados, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) y otros organismos también se oponen.

La propuesta de la Comisión Europea del año pasado sobre las emisiones de los automóviles exigía una reducción de las emisiones de CO2 del 100 por 100 para 2035. Hay que recordar que el Parlamento de la Unión Europea votó a favor de la prohibición de la venta de coches de combustión interna a partir de ese año. Sin embargo, antes de que el reglamento pueda entrar en vigor, el Parlamento Europeo debe negociarlo primero con los Estados miembros de la Unión Europea.

Puede que te interese:  El lado oscuro del coche eléctrico en Japón: se pueden perder 5,5 millones de empleos

Posteriormente, los Estados miembros de la UE deben definir su posición sobre la prohibición de la venta de coches de gasolina y diésel y, finalmente, se debe encontrar un compromiso para que el plan pueda entrar en vigor.

Bulgaria, Eslovaquia Italia, Portugal y Rumanía apoyan a una reducción del 90 por ciento de las emisiones de CO2 de los coches para 2035, con un objetivo del 100 por 100 para 2040. Los cinco países sugieren que los vehículos comerciales ligeros estén sujetos a reducciones de entre el 80 y el 100 por 100 de CO2 para 2035, frente a la propuesta de la Comisión de una reducción del 100 por 100 para 2035.

Según informa Reuters, los países apelan a que «deben establecerse transiciones adecuadas y adaptadas», citando la necesidad de ampliar la infraestructura de recarga y que, citando a un diplomático búlgaro, las políticas climáticas deben tener en cuenta factores económicos y sociológicos, como «las importantes diferencias de poder adquisitivo» entre los países de la UE

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Txuchin

    Al menos estos países casan más con la realidad. En España no ¡que va! ¡lo lograremos!
    Nos convertirán en pobres como ratas y el mundo seguirá igual.
    Caeréis Como Inútiles Ratas (CCIR) es una de las mayores falacias acientíficas de la historia y ahí vamos justo con los Gretinos de turno.
    Menuda pandilla nos gobierna en Europa. Da asco.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche