Noticia

Cinco consejos para viajar con niños

Ampliar

08 de julio, 2015

Todos los que hemos viajado con niños pequeños en el coche hemos deseado en algún momento del viaje que nuestro coche tuviese una mampara que aislase por completo al conductor de las plazas traseras. Aquí te dejamos cin prácticos consejos para hacer más llevadero el viaje para todos.

Según varios estudios, los niños son una de las principales causas de distracciones al volante, resultando tan peligrosos en determinadas situaciones como usar el móvil o hablar con el acompañante sin mirar a la carretera. Para hacer más llevadero el viaje y evitar pataletas o los clásicos “hemos llegado, ya”, “falta mucho”, etc., te proponemos cinco consejos para viajar con niños.

  1. Átalos bien: puede sonar un poco duro, pero es por su seguridad. Es imprescindible utilizar sistemas de retención infantil apropiados a la edad, talla y peso del menor. Cuanto más cómoda y segura sea la silla en la que tengan que viajar mejor. Si la silla es incómoda o no está bien sujeta, el niño acusará la fatiga antes y empezará a protestar. También es conveniente evitar que le dé el sol directamente a través de la ventanilla.
  2. Que se distraiga él, no el conductor: es importante que el niño o la niña viajen entretenidos. El clásico DVD portátil con sus dibujos animados favoritos o los juegos son interesantes. De cara a la seguridad es mejor evitar tablets o muñecos rígidos y pesados que puedan salir proyectados y golpearnos fatalmente en caso de accidente. En ese sentido es importante que las pantallas de DVD vayan correctamente fijadas. Si viaja alguien más en el coche además del conductor, es interesante proponerle juegos o cuentos que lo mantengan distraído.
  3. A pan y agua: todos nos hemos mareado alguna vez y sabemos que de niños era más frecuente. Algunas cosas favorecen que acaben vomitando, por ejemplo los lácteos. No es bueno que viajen con el estómago demasiado lleno, así que evita los atracones antes de salir de viaje, pero lleva algo de comida por si tienen hambre en el viaje y, sobre todo, mucha agua para que puedan hidratarse. Evita las bebidas con leche (salvo en los lactantes, obviamente), lo mejor, agua.
  4. Paradas frecuentes: planifica el viaje con tiempo y para con cierta frecuencia en zonas seguras en las que puedan bajarse del coche, caminar y jugar un poco. Será bueno para todos estirar las piernas. Evita en lo posible tener que llegar a una hora determinada y de ser así, sal con antelación.
  5. Viaja por la noche: si el destino está lejos y el viaje va a ser largo, puede ser una buena idea viajar por la noche, especialmente en verano, que la temperatura es menos sofocante. De ese modo el niño o la niña irán durmiendo parte del viaje y no se enterarán de nada hasta haber llegado. Esto conlleva cierto riesgo para el conductor. Si no tienes costumbre de conducir por la noche no te lo recomiendo porque acabarás tan dormido como el niño. Al menor síntoma de somnolencia para y duerme o bien que conduzca tu pareja si no tiene sueño. Conviene llevar unas almohadas que sujeten un poco el cuello, tanto de los pequeños como de los adultos que vayan a ir durmiendo, de lo contrario se pueden producir dolores por malas posturas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche