Noticia

Un 37 % de los conductores ha llevado a un niño sin sillita

Ampliar

12 de mayo, 2011

Casi un 40 por ciento de los conductores reconoce haber llevado en el coche en alguna ocasión a un niño sin la sillita de seguridad obligatoria. Lo han hecho, sobre todo, en desplazamientos cortos, con motivo de fiestas y cumpleaños, y en trayectos al colegio.

Casi un 40 por ciento de los conductores, en concreto un 37 por ciento, reconoce haber llevado en el coche en alguna ocasión a un niño sin la sillita de seguridad obligatoria. Lo han hecho, sobre todo, en desplazamientos cortos, con motivo de fiestas y cumpleaños y en trayectos al colegio.

Es una práctica que conlleva la pérdida de tres puntos del carné de conducir y 200 euros de multa, y que preocupa al Real Automóvil Club de España (RACE), cuyo director de Seguridad Vial, Tomas Santa Cecilia, y coordinador, Antonio Lucas, han recordado que el año pasado el 37 por ciento de los niños menores de 14 años en carretera no llevaba un sistema de retención infantil (SRI).

El año pasado murieron en España 49 menores de edad; este dato supone un aumento del 48,4 por ciento con respecto a 2009, periodo en el que perdieron la vida 33 niños.

Pero si atendemos a los datos a 30 días del siniestro, en 2009 fallecieron 60 menores de catorce años como consecuencia de un accidente de tráfico en carretera y zona urbana. Un total de 489 resultaron heridos graves y 4.700, heridos leves.

Con estos datos se puede decir, según Lucas, que cada día en España se producen 14 accidentes con heridos menores de catorce años.

Al RACE le preocupan estas cifras de mortalidad, pero también algunas conductas de riesgo por un uso incorrecto de la sillita en los vehículos. Dichas conductas han sido observadas en la encuesta realizada a 700 personas que habían llevado en coche a un niño menor de la citada edad en el último año.

El 43 por ciento de los entrevistados ha contestado que el pequeño había sacado los brazos de los tirantes o arneses y ese hecho puede tener «graves consecuencias«, según han comprobado los responsables del club con varias pruebas de impacto dinámico.

En la primera, un «dummie» (un muñeco de los que habitualmente se usan en los tests de seguridad de los automóviles) de un niño equivalente a los tres años está sentado en su sillita con los brazos por fuera de los arneses. Si tiene un accidente a 64 kilómetros por hora, la probabilidad de daños severos es muy alta; en la prueba se aprecia el riesgo existente de sufrir un golpe con otras partes del interior del vehículo, ya que no tiene la retención de la parte superior del tórax.

En la segunda prueba, sin embargo, la probabilidad de supervivencia del menor se eleva de forma significativa al sustituir los arneses por un protector en forma de cojín.

Se trata de un dispositivo con el que cuentan varias empresas, como Cybex, que ha lanzado una campaña junto al RACE -«La seguridad responsable»- para concienciar a los padres sobre la necesidad de equipar los coches con sillas de calidad, correctamente ancladas y con los pequeños sujetos de forma segura. Se distribuirán 100.000 folletos y un vídeo con consejos de compra e información sobre los sistemas de seguridad de las sillas.

A pesar de estos datos, hay que subrayar que el 95 por ciento de los encuestados asegura trasladar a los niños más pequeños con un sistema de retención.

El 73 por ciento son padres, pero el resto son abuelos -un 10 por ciento-, amigos de los padres… Así, esta campaña va dirigida a distintos colectivos a los que recomiendan no usar sillas de segunda mano o que hayan sufrido un accidente, por la seguridad de los pequeños.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche