Noticia

Casi el 60% de los coches de renting son de pymes y autónomos

Ampliar

28 de junio, 2019

La V Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles de Alphabet muestra los resultados de la comparativa entre las tres formas diferentes de adquirir un vehículo, compra, leasing o renting, por parte de pymes y autónomos.

El informe elaborado por CE Consulting, asesoría empresarial especializada en el ámbito fiscal, laboral, contable y jurídico, compara las diferencias entre las opciones para adquirir un vehículo. Con este objetivo se han desarrollado 5 casos prácticos, en los que se analizan criterios objetivos como los costes y las facilidades de pago, la fiscalidad o la obsolescencia del vehículo. Además, se usan otros más intangibles como la facilidad de gestión, el control de gastos o la posibilidad de renovación del vehículo.

La V Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles muestra que el 59% de pequeños empresarios y el 44% de los autónomos optarían por el renting. Esto supondría un cambio en la idea de que esta forma de obtener un vehículo está destinada solo a las grandes empresas.

Datos de la Asociación Española del Renting (AER) confirman el crecimiento de esta tipología de clientes en el sector alternativo a la compra y el leasing. El número de vehículos en renting ha aumentado en 78.572 unidades, en el último año. De ese dato, las pequeñas empresas, autónomos y particulares supusieron el 58,25% de esos nuevos contratos.

Te puede interesar: El renting de vehículos sigue en alza

Estudio de Alphabet: comprar un coche sería tener dos en renting por cuatro años

El análisis, promovido por Alphabet, compañía de renting, gestión de flotas y movilidad corporativa, tiene como principal conclusión que el renting ofrece una media de ahorro superior al resto de alternativas. En un periodo de 8 años, realizando un cambio de vehículo pasados los primeros 4 años, el ahorro sería del 45,5%.

Alphabet afirma, a partir de estos datos, que la inversión realizada por una pyme o autónomo en la opción de compra de un vehículo, durante los cuatro primeros años, equivaldría a mantener dos vehículos en renting.

La obsolescencia del vehículo es otro de los criterios que remarcan en el estudio. El renting ofrece la posibilidad de estrenar vehículo una vez finalizado el periodo de contrato, mientras que el leasing o la compra están pensados para largos periodos de tiempo. Este aspecto cada vez gana más peso por  la velocidad con la que evolucionan los modelos, a nivel tecnológico y eléctrico.

La obsolescencia programada en los coches

También se comparan las formas de adquirir un vehículo según el punto de vista fiscal. El renting no figura en el balance del negocio, por lo que, según el informe, las pymes y autónomos contarían con una mayor liquidez. Tanto en el caso de la compra como en el caso del leasing, el coste del vehículo sí figura en el balance como activo inmovilizado y en el pasivo como deuda a largo plazo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche