Cars ¡Los coches se animan!

22 mayo, 2006 por

En la última película de los Estudios Pixar los coches son los únicos protagonistas. Pilotos de todos los tiempos, entre ellos Fernando Alonso, ponen voz a los personajes.

En la última película de los Estudios Pixar los coches son los únicos protagonistas. Pilotos de todos los tiempos, entre ellos Fernando Alonso, ponen voz a los personajes.

Cars es el nombre de la última película de los Estudios Pixar, creadores de historias de muñecos (Toy Story), monstruos (Monstruos S.A.) o superhéroes (Los Increíbles) adaptadas con una maestría tal que supera las expectativas de los niños para convertirse en películas divertidas para todas las edades. Ahora le toca el turno a los coches, que cobran vida -como si de ‘personas con ruedas’ se tratase- para dar lugar a una historia en la que hay humor, diversión y, por supuesto, mucha acción. El largometraje está repleto de referencias a la cultura del automóvil y desde los coches que toman vida, que corresponden con modelos reales, hasta los responsables de ponerles voz tienen mucho que ver con el motor, dando como resultado una historia muy creíble.


El tratamiento de la animación impresiona por su realismo, como se puede comprobar en los videos, y para recrear cada coche se han respetado sus dimensiones originales e incluso su sonido o el comportamiento en carretera.


UN COCHE DE CARRERAS EN BUSCA DE GLORIA
El protagonista es un coche de carreras novato que sueña con vencer en las mas importantes carreras de Estados Unidos. Se llama Rayo McQueen (Steve McQueen además de actor fue un apasionado coleccionista de coches y motos y piloto) y se encuentra recorriendo las carreteras en busca de una oportunidad cuando llega a una tranquila ciudad de la mítica Ruta 66. La ciudad se llama nada menos que Radiator Springs, y como corresponde a la leyenda de la carretera en la que se encuentra, Rayo descubre que en la vida lo más importante no es correr, sino aprender del viaje.


Los habitantes de Radiator Springs no tienen piernas, ¡tienen ruedas! y serán muy importantes para él, porque le ayudarán en su objetivo de competir en la ‘Copa Pistón’ de California contra dos veteranos coches de carreras que se saben todos los trucos sucios del paddock… sus amigos serán un atractivo deportivo con sensuales formas femeninas (un Porsche 911, por supuesto), un Hudson Hornet, mastodóntica berlina americana de los años 50 (a la que en la versión original en inglés pone voz Paul Newman, otro actor más apasionado de los coches que del cine y que de hecho actualmente dirige su propio equipo en la Champs Cart americana, tras colgar el casco después de muchos años compatibilizando la actuación con las carreras) y una roñosa grúa Chevrolet llamada Mater.


UN DOBLAJE DE CARRERAS
Fernando Alonso se dobla a sí mismo en una secuencia de la película que tiene lugar en la “Copa Pistón”. Para interpretar a cuatro coches “tuneados” que utilizan sus habilidades para dar la lata a un camión, Disney ha recurrido a las voces de Marc Gené, piloto de pruebas de Ferrari en 2005; Emilio de Villota, piloto español de F1 en los 80 y Pedro Martínez de la Rosa, piloto de pruebas de McLaren Mercedes. Antonio Albacete, campeón de Europa de camiones hace, como no, de camión. Dani Sordo, campeón del mundo Junior de Rallies pone la voz de Junior, un joven coche de carreras, y Nani Roma, vencedor del París-Dakar 2004, pone la voz de un coche de carreras bastante impetuoso. Por último, Michael Schumacher pone la voz de un Ferrari que habla en italiano.


En cuanto a la música, El sueño de Morfeo interpreta la canción de los créditos, “Find yourself”.
 
LOS PERSONAJES


Rayo McQueen
Su máxima ambición es convertirse en el coche más joven que gana la Copa Pistón. Este coche de carreras sólo tiene dos cosas en mente: ganar y disfrutar de la fama. Pero cuando le desvían y acaba en la olvidada ciudad de Radiator Springs y tiene que volver a plantearse las cosas, se da cuenta de lo que importa de verdad en la vida. 


Doc Hudson
Aunque aparentemente es un tranquilo médico (mecánico) de pueblo con un misterioso pasado, este Hudson Hornet de 1951 es uno de los pilares de Radiator Springs, así como el juez de la ciudad. Le respetan y admiran, pero Doc es un coche de pocas palabras y no le impresiona nada la llega de Relámpago McQueen.  El protagonista desprecia a Doc y lo considera un coche de abueletes, pero descubre que este viejo zorro guarda algunos trucos bajo su capó.


Sally
Es ‘una’ Porsche 911 que procede de California y está cansada de rodar por el carril rápido de todas las autopistas, así que decide volver a empezar en  Radiator Springs. Es propietaria del motel local y alberga la esperanza de que un día la ciudad recupere su antigua gloria. Conecta desde el principio con Relámpago McQueen, y le ayuda a encontrar la buena dirección.


Mater
Puede que esta vieja grúa de gran corazón esté un poco oxidada por fuera, pero tiene el remolque más rápido de Carburetor County y siempre está dispuesta a echar una mano. Es un personaje encantador y leal que hace migas con McQueen y se da cuenta del potencial de su nuevo amigo, a pesar de sus muchos fallos. Mater se proclama el “mejor conductor marcha atrás del mundo” y echa una mano a los tractores siempre que puede .  


Fillmore
Este “hippie” es una vieja furgoneta Volkswagen de 1960 que se nutre de su propio combustible orgánico y defiende sus muchos beneficios. Sus teorías conspiradoras y su descuidado jardín no le gustan mucho a Sarge, su vecino. Pero a pesar de que se pelean a menudo, no pueden vivir el uno sin el otro.   


Sarge
Este Jeep de la Segunda Guerra Mundial data de 1942. Es un patriota que dirige una tienda de efectos militares. A pesar de que le gusta quejarse de su vecino el Volkswagen hippie, sabe muy bien que la vida es más interesante en compañía de él.


Ramone
Un Chevrolet Impala de 1959 que tiene un estudio de tatuajes. Es un verdadero mago de la pintura, pero hace años que no tiene nada que pintar. Mientras espera que llegue un cliente de pago, se pinta a sí mismo todos los días y espera que McQueen le deje decorar su carrocería.


Flo
Casada con Ramone, y propietaria del V8 Cafe, es un coche muy llamativo.  El bar de Flo ofrece “el mejor combustible en 50 estados” y es un lugar de reunión muy popular para los lugareños que vienen a sorber un poco de aceite, a cotillear y a escuchar sus consejos maternales. Entre Flo y Ramone surgió el amor a primera vista desde el día en que se conocieron, cuando ella viajaba por todo el país como bailarina… o algo así.  


Luigi
Un Fiat 500 con gran corazón, sociable y entusiasta, que lleva la tienda de neumáticos. Con su amigo Guido, la carretilla elevadora, Luigi es un apasionado de las carreras -tiene evidentemente debilidad por los Ferrari– y siempre está dispuesto a agradar a los demás. Hace años que los negocios no marchan bien, así que seguro que encuentras una buena oferta de ruedas en esta simpática tienda.


El Sheriff
Especialista en la Ruta 66, este Mercury Police Cruiser de 1949 es el responsable de mantener la paz y el orden en Radiator Springs. Sheriff siempre está a la caza de conductores que rebasan los límites de velocidad y le encanta contar historias sobre su adorada Madre Carretera, y también echarse una siesta detrás del cartel de entrada a la ciudad.


El Rey
Este Plymouth Superbird de 1970 es una leyenda de las carreras. Ha ganado más carreras de la Copa Pistón que cualquier otro coche. A pesar de su fama, es un hombre bastante realista que sabe que hace falta algo más que trofeos para ser un verdadero campeón.  Cree en el trabajo duro, en el espíritu de equipo y en pasar tiempo con su mujer, la Reina. El Rey tiene pensado retirarse al final de la temporada y renunciar a un codiciado patrocinador y es la envidia de todos los nuevos corredores.


Chick Hicks
Este veterano de las carreras de coches es un rival despiadado que ha hecho todo tipo de trampas para subirse al segundo cajón del podio. Condenado a vivir a la sombra del Rey, es un consumado segundón y no se detendrá ante nada para conseguir el ansiado patrocinador. Está convencido que la “Era Chick” está a punto de empezar y no quiere que Relámpago McQueen se interponga entre él y su sueño de ganar la Copa Pistón.


Mack
Este Mack Super-Liner de 1985 lo sabe todo sobre reglamentos federales americanos. Es el camión en el que confía McQueen y está dispuesto a quedarse sin dormir y a perder la cordura para satisfacer los deseos de su célebre empleado. Está equipado con lo mejor en fibra óptica, televisiones, sillón de masaje y muchas cosas más.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba