Faltaban las carreras de coches autónomos y… ¿ya están aquí?

Faltaban las carreras de coches autónomos y… ¿ya están aquí?

La compañía Roborace ha creado un vehículo 100% eléctrico y autónomo para enfocarlo a una futura competición de coches independientes. ¿Quieres saber los detalles?

Las carreras de coches son unas prácticas deportivas que cuentan con muchísimos años de historia. Esenciales para los amantes del automóvil, estas competiciones son, también, un lugar de encuentro -además de para dar rienda suelta a la pasión por los coches- para aficionados de todo el mundo. Un punto para el disfrute común del motor.

Existen muchísimos tipos de competiciones vinculadas al mundo del motor y, especialmente, también hay una gran oferta de modalidades en lo referente a los coches. Desde carreras en circuitos hasta tramos cerrados de carreteras, pasando por recorridos con obstáculos. El Campeonato Mundial de Rally (WRC), el Campeonato Mundial de Resistencia, el Campeonato Mundial de Rallycross o la Fórmula 1  -quizá el conjunto de pruebas más reconocido a nivel mundial, que cuenta con casi 70 años de vida- son certámenes de potentes vehículos propulsados con motor de combustión.

Roborace Robocar.
Roborace Robocar.
Ampliar

Las nuevas tecnologías y la necesidad actual de evolucionar a una conducción y una movilidad más eficientes, sin embargo, también han calado en la competición. Así, desde la temporada 2014 se lleva realizando una nueva modalidad cuyos protagonistas son monoplazas eléctricos, la Fórmula E -también organizada por la FIA-, que guarda similitudes con la Fórmula 1.

Ahora, las cosas han ido más allá, hasta el punto de pensar en estructurar pruebas con coches autónomos derivadas de la Fórmula E. Y no es sólo una idea. En el pasado Gran Premio de Buenos Aires de esta modalidad se llevó a cabo el primer análisis con un Roborace DevBot.

Roborace Robocar.
Roborace Robocar.
Ampliar

Para ello, una marca trabaja exclusivamente orientada a lograr el objetivo: Roborace ha creado un coche-robot con cuatro motores 100% eléctricos de 400 CV cada uno y una batería de 540 kW. El Roborace Robocar, como se denomina el auto capaz de alcanzar los 320 km/h, podría estar compitiendo dentro de tan sólo dos años, según ha asegurado la compañía.

Daniel Simon, su diseñador, ha desarrollado un vehículo de 4,5 metros de largo y 2 metros de ancho. Está equipado con un procesador Nvidia Drive PX2 que guarda la información para llevarla a la práctica en el circuito y que puede gestionar hasta 24 trillones de operaciones por segundo. Sus 18 sensores de ultrasonidos, dos sensores de velocidad ópticos y seis cámaras completan el complejo sistema que lo hace independiente.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba