Carlos Sainz gana su cuarta etapa tras dominar desde el principio

11 enero, 2006 por

Nadie fue capaz de seguir el ritmo del bicampeón del mundo del rallies. Las motos no compitieron en señal de duelo por Caldecott.

Nadie fue capaz de seguir el ritmo del bicampeón del mundo del rallies. Las motos no compitieron en señal de duelo por Caldecott.

Carlos Sainz (Volkswagen) consiguió hoy su cuarta victoria de etapa en el Rally Dakar al imponerse en la décima jornada, disputada entre la ciudad mauritana de Kiffa y la maliense de Kayes, de 333 kilómetros de recorrido total y 283 de especial, y en la que los participantes de moto tan sólo realizaron el enlace entre ambas poblaciones.


Otro español, Nani Roma (Mitsubishi), logró el segundo mejor tiempo en la etapa, a 4:08 de Carlos Sainz, relegando al francés Stephane Peterhansel (Mitsubishi), a la tercera posición, si bien continúa líder con una ventaja cada vez más amplia sobre su inmediato perseguidor, su compatriota Luc Alphand (Mitsubishi), quien hoy perdió más de treinta y cinco minutos después de superar no pocos problemas. Alphand se estrelló contra un árbol en el kilómetro 228 de carrera y el tren delantero de su Mitsubishi Montero se rompió, lo que le obligó a él y a su copiloto Gilles Picard a reparar la avería de la mejor manera posible para intentar llegar a la meta, por lo que ceder apenas treinta y cinco minutos, dada las circunstancias se puede considerar todo un éxito. Stephane Peterhansel fue el primero en llegar al final del control del tramo especial de la jornada, tras ser igualmente el primero en salir a disputar el tramo, pero ya se sabía que el mejor tiempo, a mitad de la jornada, era para el doble campeón mundial de rallys español con un minuto y cuarenta y cinco segundos de ventaja sobre el francés.


Por el primer control de paso del día, en el kilómetro ciento cincuenta y tres, fue Peterhansel el mejor de los pilotos de cabeza de la clasificación, aunque el más rápido era el estadounidense Mark Miller, pero poco después la situación cambió casi radicalmente pues al pasar por ese punto Carlos Sainz mejoró en 1:44 el registro del americano y prácticamente en ningún momento cedió el español en su empuje por lograr la victoria parcial tras una nueva jornada aciaga ayer camino de Kiffa.


Carlos Sainz cedió mucho tiempo al detectar un ruido extraño en el motor de su Volkswagen Touareg, lo que forzó su detención a la espera de que llegasen las asistencias para no comprometer el resto de la carrera, en la que ya no cuenta para la victoria final pero en la que quiere adquirir la mayor experiencia posible y si a ello se unen triunfos, como el de hoy, el cuarto de la edición, mejor que mejor ya que ayer, tras el infortunio, Sainz declaró: “Si logro llegar a Dakar y ganar alguna etapa más por el camino, este esfuerzo tendrá su importancia”.


Quien hoy tuvo problemas, además del francés Luc Alphand, fue su compatriota Thierry Magnaldi, quien se quedó varado al borde de la carretera por culpa de problemas mecánicos dos kilómetros antes del primer control de paso. El piloto y su copiloto, Arnaud Debron, estuvieron mucho tiempo tratando de reparar el buggy Schlesser-Ford que tenía una rueda trasera dañada. El francés, que se adjudicó dos especiales en este Dakar 2006, tuvo que esperar la llegada de su asistencia y hasta el momento no había conseguido completar el tramo cronometrado.


El Rally Dakar no tuvo hoy competición de motos ya que la décima etapa en esta categoría fue anulada en señal de duelo por la muerte del piloto australiano Andy Caldecott, acaecida en el curso de la novena etapa, la misma en la que se tuvo que retirar tras una fuerte conmoción cerebral el español Isidre Esteve (KTM). Según la organización de la prueba, Esteve tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en un centro de Nouackchott, si bien ésta no revistió ninguna gravedad y se saldó favorablemente para el piloto ilerdense. Los pilotos de motos comenzaron su travesía de enlace hasta Kayes encabezados por el español Marc Coma (KTM), líder de la carrera, que fue el primero en salir y también en completar el recorrido, que todos los participantes que todavía continúan en carrera debían concluir en menos de diez horas.


La undécima etapa del Rally Dakar 2006 se disputará mañana entre Kayes y Bamako con un total de 705 kilómetros, de los que cincuenta al principio y cuatrocientos veinticuatro al final serán de enlace, con los doscientos treinta y uno intermedios de competición pura y dura contra el reloj.


EFE

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba