La concesionaria de la AP-6 paga los platos rotos, ¿único culpable?

La concesionaria de la AP-6 paga los platos rotos, ¿único culpable?

El Ministerio de Fomento expedientará a la concesionaria Iberpistas, filial de Abertis y encargada de la gestión en la AP-6, por el caos invernal vivido el pasado 6 de enero.

Como ya te contamos en Autocasión, durante la pasada festividad de Reyes y debido a las intensas nevadas que cayeron en el centro y norte peninsular, miles de personas quedaron atrapadas con sus vehículos en diversas vías del país. Muchas de ellas tuvieron incluso que pasar la noche en sus coches o en improvisados albergues. (Puedes recordarlo leyéndolo aquí: Caos por las nevadas: ¿falta de previsión o algo incontrolable?).

Neumáticos de invierno o cadenas, ¿cuál es la mejor opción?

La primera reacción del Gobierno, por medio de la DGT y de Fomento, fue echar la culpa a los conductores y después a Iberpistas (concesionaria de la AP-6) –la autopista donde más grave fue la situación-. A su vez, esta compañía barría el polvo hacia las administraciones centrales. La DGT congregó al Comité de Seguridad Vial con los protagonistas que asistieron a los afectados la noche del sábado 6 presentes. Allí, una de las conclusiones que se tomaron fue la de recomendar el transporte de un kit especial de 18 objetos cuando se fuera a circular por zonas donde la nieve podría ser frecuente, algo que resultó cuando menos polémico.

Cómo conducir con hielo: ¡no patines!

Fomento abrirá expediente a la concesionaria de la AP-6

En cualquier caso, ahora, más de dos semanas después, se están resolviendo las dudas sobre quién fue el principal culpable del caos vivido. Al menos en los tramos de la AP-6 que, como decimos, fue el lugar donde más personas quedaron atrapadas y donde se supone que más seguridad debía haber, ya que se trata de una autopista de peaje por la que pagas una tasa al entrar. A decir verdad, es posible que no haya solo un culpable, pero sí pagará solo una parte por todas las implicadas. Esa parte es Iberpistas, filial de Abertis.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha admitido recientemente fallos en la gestión de la AP-6, pero ha vuelto a responsabilizar al 100% a Iberpistas, como ya hiciera antes. De este modo, Serrano ha avanzado que el Ministerio de Fomento abrirá expediente sancionador y penalizador a la concesionaria tras analizar las actuaciones y evidenciar indicios suficientes para hacerlo. También se solicitará a la compañía privada los costes en los que ha incurrido la Administración y la ejecución de inversiones por parte de las sociedades concesionarias a su costa.

Así acaba esta pugna entre unos y otros, con el más fuerte ganando. Aunque para ser francos, lo más seguro para los conductores sería que se revocase la concesión y que los que habitualmente circulan por la N-VI pudieran hacerlo por una autovía pública con algunas garantías más. De esta forma, Fomento podría evitar los fallos que se atribuyen hoy a Iberpistas y los que viajan de manera usual por estas vías verían más ventajosos sus impuestos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba