Campaña para la prevención de despistes

13 noviembre, 2007 por

Los expertos señalan que las distracciones al volante son una de las principales causas de accidentes y la DGT lanza una potente campaña mediática acompañada de controles en carretera para vigilar al conductor

Los expertos señalan que las distracciones al volante son una de las principales causas de accidentes y la DGT lanza una potente campaña mediática acompañada de controles en carretera para vigilar al conductor

La Dirección General de Tráfico inicia una campaña especial, que se extenderá hasta el domingo 25, dirigida a prevenir los despistes al volante por el uso del teléfono móvil y otras conductas, como el consumo del tabaco o la utilización de dispositivos GPS.


En el marco de esta campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán los controles, con el establecimiento de servicios de vigilancia con el objetivo de realizar unos 35.000 controles diarios a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de al menos medio millón en este periodo.


Según la DGT , en los primeros diez meses de este año se ha producido la muerte de 852 personas víctimas de accidentes de carretera, ocasionados por distracciones mientras se conducía. Tráfico advierte de que muchas de estas muertes se podrían haber evitado con una adecuada atención a la conducción.


Por ello, los controles en las carreteras se acompañarán con la emisión de cuñas divulgativas en radio, anuncios en prensa y mensajes en los paneles de información en carretera. Y es que, en los diez meses transcurridos de 2007, la distracción aparece como la segunda causa de producción de accidentes de tráfico mortales en carretera, por detrás de las infracciones a las normas de circulación, estando presente, como factor concurrente, en un 35 por ciento de los casos.


La DGT explica que el accidente más frecuente en carretera es la salida de la vía, y está relacionado con la falta de atención durante la conducción. En el año 2006 en este tipo de accidente, la falta de atención fue un factor concurrente en el 46 por ciento de los mismos, mientras que en las colisiones, el porcentaje se situó en 36 por ciento, según los mismos datos.


Los expertos apuntan que la desatención a la conducción suele producirse por acciones que se realizan a la vez que se conduce: una conversación por el teléfono móvil, aunque se produzca usando el manos libres, fumar, manipular en marcha aparatos instalados en el automóvil, como son los navegadores o reproductores de música.

USO DEL TELEFONO MOVIL
Los expertos recuerdan que usar el teléfono móvil mientras se conduce nos impide percibir un 50 por ciento de la información de la carretera. Según un estudio, llevado a cabo en agosto del 2006 por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, el 1,6 por ciento de los conductores de turismos y furgonetas hacen uso del teléfono móvil de forma manual mientras conduce, siendo un elemento claro de distracción que multiplica por cuatro la posibilidad de sufrir o provocar un accidente.


Por su parte, fumar durante la conducción, es otra de las causas de distracción más significativa. “Encender y apagar el cigarrillo, una mano inutilizada para el volante, humo o ceniza en los ojos, lumbre que se desprende, son circunstancias que provocan la distracción”, advierte la DGT .


Mientras tanto, el uso de navegadores GPS ha aumentado en España “de forma exponencial”. Según NAVTEC, en el año 2006 más de 85.000 turismos vendidos en España lo llevaban incorporado y se calcula que se vendieron, en ese mismo año, 1.300.000 navegadores portátiles. Los navegadores pueden constituir una ayuda al conductor pero la DGT insiste en que también pueden suponer una importante causa de distracción.

LA LEY DE SEGURIDAD VIAL
La Ley de Seguridad Vial, en su artículo 65, establece como infracción grave conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, el uso durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio o sistema de comunicación que implique su uso manual.


Corresponde a este tipo de infracción grave una sanción de 91 a 300 euros y una suspensión del permiso para conducir por un tiempo mínimo de un mes y máximo de tres meses. Además desde la entrada en vigor del sistema de permiso por puntos se establece que: “conducir utilizando manualmente el teléfono móvil, cascos, auriculares o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligación de atención permanente a la conducción supone la pérdida de 3 puntos”.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba