Noticia

Las cajas negras del automóvil ya están aquí: en 2021 serán obligatorias

Ampliar

02 de octubre, 2020

Los coches nuevos fabricados a partir de 2021 incluirán una caja negra que informará sobre las peculiaridades del vehículo y ayudarán a aclarar accidentes.

A partir del año que viene, 2021, y en dos fases, todos los vehículos nuevos que salgan de fábrica deberán incluir una caja negra que informe sobre las peculiaridades del vehículo, según señala la legislación europea.

Dos tipos de caja negra para el coche, una para 2021 y otra para 2022

Desde el 1 de enero de 2021, los fabricantes deberán incluir, obligatoriamente, el sistema OBFMC (On-board Fuel and/on Energy Consumption Monitoring), un dispositivo que se encargará de medir y controlar el consumo de combustible o electricidad de los vehículos.

Este dispositivo, con un margen de error del 5 por ciento, ofrecerá una serie de datos sobre el consumo total, el caudal de combustible, el volumen consumido según la distancia recorrida, la velocidad y el régimen de giro del motor. Estos datos podrán ser consultados en cualquier momento y se guardarán durante todo el ciclo de vida del coche, desde su fabricación  hasta achatarramiento.

Toda la información recogida será anónima y la principal misión del sistema OBFMC es determinar si el fabricante cumple con el consumo y emisiones prometidas en las pruebas del ciclo WLTP, la normativa actual que mide estos parámetros. Es decir, trata de verificar que el fabricante no ha hecho trampas. Al mismo tiempo, este dispositivo permitirá a los conductores conocer el consumo real de sus automóviles.

Un año más tarde, en 2022, llega la obligatoriedad a una segunda caja negra que registrará todos los datos del viaje, para que puedan ser empleados en caso de accidente de tráfico. Este sistema, que no grabará ni imagen ni audio, se situará bajo el asiento del conductor, atornillado al chasis, y será muy similar a la caja negra que llevan los aviones.

Tienes un espía dentro de tu coche: las cajas negras ya se usan como prueba en juicios

Está encargado de grabar los datos de nuestro vehículo durante los 30 segundos previos al siniestro y los 5 posteriores con la intención de conocer la velocidad, el comportamiento del vehículo, el estado de los sistemas de seguridad, la ubicación, los movimientos de la dirección, la aceleración y la desaceleración del coche para aclarar las responsabilidades del mismo.

Con esta normativa, la Unión Europea espera que se mejore considerablemente la seguridad de los vehículos y que los conductores mejoren, gracias a los datos que ofrecen las cajas negras, su manera de conducir.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Duracero

    Supongo que este nuevo «gran hermano» lo pagará también el reo del mismo, es decir el dueño del vehículo ¿No?. Estoy de acuerdo con todas las asistencias y en contra de los automatismos impuestos que suplanten al conductor. Van a convertir viajar en lo más parecido a trabajar y no en ocio o libertad.

    • Jaime

      Estoy muy de acuerdo con tu comentario. De hecho, piensa que algunos le tienen alergia a esa palabra que has escrito: Libertad

  • Xini

    ¿Se sabe si ya hay vehículos que lo tengan incorporado?

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche