Noticia

Francia concederá un aval de 1.200 millones a la financiera de PSA Peugeot-Citroën

Ampliar

11 de febrero, 2013

Bruselas otorga el permiso a Francia para conceder esta garantía pública a Banque PSA Finance, la financiera del grupo francés. A cambio, la Comisión Europea exige una reestructuración del grupo PSA.

La Comisión Europea ha autorizado temporalmente a Francia a conceder a la financiera del grupo automovilístico PSA PeugeotCitroën (Banque PSA Finance) una garantía pública por valor de 1.200 millones de euros para cubrir sus emisiones de deuda.

Como contrapartida, Bruselas exige a París que presente en el plazo de seis meses un plan de reestructuración no sólo para el banco PSA Finance sino para el grupo PSA en su conjunto, al considerar que la ayuda beneficiará a todas sus divisiones.

El Ejecutivo comunitario ha considerado que la concesión de esta garantía era necesaria para garantizar el acceso del banco PSA Finance al mercado y evitar un efecto contagio al sistema bancario francés que afectaría a los costes de financiación de las entidades.

Cuando PSA Peugeot-Citroën anunció miles de recortes de empleos y primer coche-cierre de Francia en 20 años en julio, el Ministro de industria Arnaud Montebourg llamado el plan «inaceptable». Seis meses después dice que es inevitable.

Renault, en una situación similar

Renault, la otra marca francesa con mayor importancia, se encuentra en una sitaución similar a la del consorcio PSA Peugeot-Citroën. La dirección de la marca francesa suprimirá 7.500 puestos de trabajo en Francia en el período comprendido entre los años 2013 y 2016, con el fin de adaptar su estructura a la caída de la demanda, especialmente en el mercado europeo.

Renault ha planteado este plan de ajuste a los sindicatos en el marco de las reuniones que las partes mantienen para la puesta en marcha de un plan industrial en las instalaciones de Renault en Francia.

La firma del rombo explica en un comunicado que contempla una reducción de la plantilla del grupo en Francia en 5.700 personas mediante “salidas naturales”, es decir, jubilaciones y bajas que no se cubrirán. No obstante, la empresa considera que para conseguir un equilibrio entre sus ingresos y sus gastos estructurales, debe efectuar un ajuste adicional de 1.800 puestos de trabajo, hasta completar la reducción total de 7.500 efectivos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche