Noticia

Con la pandemia, en el Reino Unido confían más en el coche privado

Ampliar

15 de noviembre, 2020

La pandemia de Covid-19 ha hecho que los británicos confíen más en el coche que en el transporte público, aunque, sorprendentemente, no para ir a trabajar.

Que la pandemia de coronavirus iba a cambiar nuestros hábitos estaba más que claro. También nuestra relación con nuestro coche privado, que iba a hacerse más estrecha frente a una tendencia por evitar el transporte público y el posible riesgo de contagio. Una encuesta en el Reino Unido reafirma esta tendencia, aunque con datos sorprendentes.

Y es que, según un estudio del RAC británico, más de la mitad de los conductores en el Reino Unido (un 57 por ciento, exactamente) dependen ahora más de sus coches que antes de la pandemia de marzo, con una reticencia a utilizar el transporte público que se encuentra en el nivel más alto medido desde hace 18 años.

Los conductores jóvenes, los más «necesitados»

El estudio de la RAC revela que existe un grupo específico que es significativamente más propenso a decir que necesitan un coche más hoy que en marzo. Se trata de los conductores jóvenes, aquellos con menos de 10 años de experiencia en la conducción.

No obstante, no estamos hablando de una mayor demanda a la hora de hacer recorridos de casa al trabajo, debido, principalmente, a la proliferación del teletrabajo.

Los conductores, así, dependen cada vez más de sus automóviles privados para hacer compras, pasando de un 54 por ciento antes de marzo a un 68 por ciento en la actualidad, a pesar del enorme aumento de las entregas a domicilio desde que se produjo la pandemia; y para viajar a ver a amigos y familiares, que ha aumentado del 45% a finales de 2019 al 59% en la actualidad.

¿Hay menos riesgo de contagio frente al Coronavirus con las ventanillas bajadas?

Gran parte de la mayor dependencia de los automóviles privados se debe a que los británicos están buscando formas de evitar el transporte público, que puede estar potencialmente atestado.

El portavoz de la RAC Rod Dennis explica: «Incluso con un menor volumen de tráfico, la pandemia parece haber reforzado el vínculo entre los conductores y sus coches,  con el transporte público menos atractivo que nunca”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche