Brexit: Acea pide evitar “desastrosas implicaciones” para el automóvil

19 marzo, 2018, modificada el 20 marzo, 2018 por

La industria europea del automóvil no gana para sustos. A las amenazas de Trump, que ha anunciado una subida de impuestos a la importación de coches europeos, se suma la negociación del brexit, que, de no hacerla bien, podría, según ACEA, tener “desastrosas implicaciones”.

Brexit: Acea pide evitar “desastrosas implicaciones” para el automóvil1

Con la decisión del Reino Unido de dejar de formar parte de la Unión Europea, se abrió un periodo de incertidumbre que, hasta que se negocien y fijen las condiciones de su abandono, el denominado Brexit, no cesará. Esta situación preocupa a toda la industria y especialmente a los fabricantes de automóviles, ya que el país británico cuenta con varias factorías, entre ellas la de Honda, Rolls-Royce, Mini, Bentley o Ford. A la negocación del Brexit se ha añadido un nuevo frente, la guerra comercial que parece querer iniciar Trump, que hace unos días anunció que subiría los impuestos a la importación de coches europeos.

Ante esta situación, la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) ha solicitado a los miembros de la negociación sobre el ‘brexit’ que presten “atención urgente” a los problemas específicos del automóvil, con el fin de evitar “posibles implicaciones desastrosas” sobre el conjunto de la cadena de suministro del sector.

Acea ha destacado que existe una gran preocupación en el sector sobre si los vehículos aprobados por las autoridades británicas seguirán siendo válidos para su comercialización en la Unión Europea después del ‘brexit’ y al revés.

Así, ha recordado que la legislación europea exige que los vehículos sean testados por un servicio técnico nacional para verificar que cumplen con las exigencias legales, medioambientales y de seguridad de la UE, antes de que reciban la aprobación para su comercialización en el mercado europeo.

El secretario general de ACEA, Erik Jonnaert, ha calificado como “esencial” que los fabricantes puedan mantener dichas autorizaciones técnicas tanto en la UE como en Reino Unido hasta el 30 de marzo de 2019, sin tener en cuenta donde se haya emitido dicha certificación.

“Estamos solicitando a la Comisión Europea que clarifique cómo las aprobaciones existentes pueden ser transferidas de una autoridades de la UE 27 a Reino Unido y en el otro sentido”, ha asegurado, al tiempo que se ha mostrado a favor de que tanto la UE como Reino Unido reconozcan mutuamente las autorizaciones después del ‘brexit’.

Por otro lado, desde ACEA destacaron que otro punto relevante en relación con el ‘brexit’ es si el mercado británico, el segundo de mayor volumen en Europa, seguirá contando para alcanzar los objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para 2021.

“Excluir los datos de Reino Unido de los cálculos de CO2 podría dejar muy limitado el tiempo para la industria de reajustar las estrategias de cumplimiento para alcanzar los estrictos objetivos para 2021”, ha asegurado Jonnaert.

Por otro lado, desde ACEA apuntaron que otro aspecto vinculado al ‘brexit’ podría ser la aplicación de aranceles del 10% tanto para automóviles como para vehículos comerciales, lo que tendría un efecto negativo tanto para los fabricantes como para los clientes.

Te puede interesar...

Marcos Diego

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba