Bosch mira con optimismo su futuro

14 Septiembre, 2017 por

Bosch se muestra confiada de cara al futuro. Sus nuevos desarrollos en el campo de la movilidad, investigando nuevas formas eléctricas y mejorando las presentes, facilitan que la multinacional alemana crezca más rápido que el mercado.

Bosch mira con optimismo su futuro7

Bosch destaca por el impulso que suponen sus desarrollos a la transformación de la movilidad. Entre ellos soluciones para el tráfico del futuro. Asimismo Bosch se consolida como una gran empresa con un crecimiento superior al del mercado. Se prevé que en 2017 las ventas del área empresarial Mobility Solutions aumenten un 7 por ciento. En este mismo año la producción mundial de vehículos tan sólo crecerá un 2,8 por ciento.

“Nuestro negocio con la industria automovilística continúa creciendo y seguirá mostrando su fortaleza. Esto nos sitúa en un buena posición en la carrera para la movilidad del futuro”, declara Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Bosch.

El negocio que más crece son los sistemas de asistencia a la conducción. Estos asistentes son la antesala de la conducción autónoma. El crecimiento de este mercado alcanza un 25 por ciento y el de Bosch es todavía mayor.

Las ventas esperadas por la multinacional alemana para 2019 superan los 2.000 millones de euros en sistemas de asistencia al conductor. A final de este año, el número de empleados trabajando en departamentos relacionados con la investigación y el desarrollo alcanza las 48.000 personas, un 10 por ciento de la plantilla total. 

Según Bosch, la consecución del objetivo de cero accidentes camina por el sendero de la automatización, electrificación y conectividad. “No se trata tan sólo de hacer mejores coches. Necesitamos nuevas ideas para la movilidad”, añade el CEO de Bosch.

Bosch propone soluciones

Bosch cuenta con soluciones para los grandes problemas que afronta en este momento la industria automotriz, ya sean los atascos, accidentes, contaminación o el cambio climático. “Si queremos seguir disfrutando de la movilidad en el futuro, tenemos que cambiar ya nuestra forma de movilidad”, dice Denner.

Una de las grandes tareas es la mejora de la calidad del aire en las grandes urbes. Bosch desea aportar su “granito de arena”, mejorando el motor de combustión e intensificando su inversión en el campo de la electromovilidad. En previsión de las prohibiciones o restricciones de circulación a vehículos “convencionales, Denner declara: “Para nosotros, no se trata de elegir. Queremos mantener abiertas nuestras opciones tecnológicas y no limitarnos a un solo camino”.

En lo referente a las emisiones de los motores de combustión, uno de los grandes progresos podría lograrse a través de la vías de los combustible sintéticos. Carburantes que pueden ser producidos con la ayuda de energías renovables y podrían llegar a conseguir motores de combustión interna con emisiones neutrales de CO2. Además, es posible diseñar combustibles sintéticos que al quemarse no generen hollín. De este modo se reduciría el coste del tratamiento de los gases de escape. “Los combustibles sintéticos pueden utilizarse en las estaciones de servicio existentes y, lo que es más importante, con los motores actuales. Su efecto positivo es más rápido que si renováramos completamente la infraestructura y la flota de vehículos”, concluye Denner.

Cada día los vehículos eléctricos toman mayor fuerza y están más presentes en las listas de preferencia. Por ello, Bosch ha diseñado un eje motriz eléctrico, denominado e-axle, que consigue mayor eficiencia del propulsor y que la construcción sea más barata para los fabricantes de automóviles. Entre otros desarrollos Bosch ha creado un propulsor de 48 voltios, flexible y fácilmente escalable basándose en componentes ya probados y testados en producción. Bosch mantienen una fuerte posición de liderazgo en el mercado asiático, a la cabeza el mercado chino, del que es el suministrador de propulsores líder.

Bosch frente a la conducción autónoma

Bosch está llevando a cabo grandes avances en lo referente a conducción autónoma, asociado con Daimler, lanzará flotas de vehículos compartidos (carsharing) altamente automatizados en ciudades de Europa a principios de la próxima década.

Se prevé que esto mejore el flujo de tráfico y que contribuirá a mejorar la seguridad en las urbes europeas. La multinacional alemana ya ha dado los primeros pasos hacía la conducción autónoma, a partir del próximo año, los coches que aparquen en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart buscarán por sí mismos una plaza libre de aparcamiento y estacionarán sin conductor. De este modo, se reduce el estrés y se realiza un uso más eficiente del espacio destinado al estacionamiento.

Este sistema automatizado es posible gracias a la infraestructura instalada en el parking suministrada por Bosch. “Bosch puede hacer más que coches. Estamos utilizando toda la gama de tecnologías de la compañía para poner en práctica soluciones innovadoras de movilidad”, asegura Denner.

Te puede interesar...

Carlos Pascual

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba