Bosch está trabajando en un escudo de protección digital para motos

Bosch está trabajando en un escudo de protección digital para motos

29 mayo, 2017

Bosch está trabajando junto a sus socios tecnológicos Autotalks, Cohda Wireless y Ducati en el desarrollo de un escudo de protección digital para motociclistas que, según la empresa, reduciría notablemente el número de accidentes al hacer más visibles a los motoristas para el resto del tráfico.

La conectividad ha revolucionado el mundo del automóvil porque, además de poder contar con, por ejemplo, Internet y todos los servicios derivados de la red en el coche, ha permitido el desarrollo de importantes sistemas de seguridad como la llamada de emergencia automática en caso de accidente. En esta ocasión, el sistema en el que está trabajando Bosch es solo un prototipo, pero sirve igualmente para hacernos a la idea de las enormes posibilidades que brinda conectar el coche con su entorno. De esta forma, el escudo de protección digital para motos de Bosch es un magnífico ejemplo de lo que la conectividad puede aportar en materia de seguridad evitando víctimas mortales en la carretera.

Cómo funciona el escudo de protección digital para motos de Bosch

El sistema funciona del siguiente modo: dentro de un radio de acción de varios cientos de metros, los vehículos intercambian información, hasta diez veces por segundo, sobre el tipo de vehículo, velocidad, posición y dirección en que circula. Mucho antes de que los conductores o los sensores de sus vehículos capten su presencia, el escudo de protección digital de Bosch les informa de que una moto se está aproximando, lo que les permite adoptar una estrategia de conducción más cautelosa.

Por ejemplo, se evitaría la típica situación de peligro que se produce cuando una moto se aproxima a un coche desde atrás por su ángulo muerto en una autovía de varios carriles, y éste cambia de carril para realizar un adelantamiento. Si el sistema identifica una situación potencialmente peligrosa, puede avisar al motorista o al conductor haciendo sonar una alarma y mostrando un aviso en el salpicadero. De esta manera, todos los usuarios de la carretera reciben una información vital que ayuda activamente a evitar accidentes.

El estándar público WLAN (ITS G5) se utiliza como base para el intercambio de datos entre motos y automóviles. Los tiempos de transmisión de tan sólo unos pocos milisegundos entre el transmisor y el receptor significan que los usuarios que se encuentran en esa carretera pueden generar y transmitir información importante relacionada con la situación del tráfico. Los vehículos estacionados o inactivos también transmiten datos a cualquier receptor que se encuentre dentro del área activa.

Para permitir que los motoristas y conductores que están más alejados puedan recibir con fiabilidad la información necesaria, se utiliza la tecnología ‘multi-hopping’. Esta tecnología posibilita que los vehículos actúen de transmisores intermedios, enviando la información automáticamente de vehículo a vehículo. En situaciones críticas, por lo tanto, todos los usuarios de la carretera saben lo que está pasando y son capaces de tomar las medidas necesarias con suficiente antelación.

Según Bosch, el escudo de protección digital para motos podría prevenir casi un tercio de los accidentes de motos. “A través de sistemas de seguridad como el ABS y el control de estabilidad, Bosch ha mejorado ya notablemente la seguridad de los vehículos de dos ruedas. Al conectar las motos, estamos llevando la seguridad al siguiente nivel”, ha asegurado Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba