Noticia

Bosch desarrolla un panel de instrumentos 3D para coches

2 fotos

Ampliar

11 de septiembre, 2019

La compañía alemana está desarrollando un nuevo tipo de instrumentación 3D para las pantallas digitales de los vehículos de producción. Esta tecnología, según Bosch, está diseñada para mejorar la seguridad y la interacción entre el coche y el conductor.

Bosch ha denominado a su tecnología la “interfaz hombre-máquina”. Debido a que es probable que la compañía quiera mantener esta tecnología en secreto, no se ha entrado en detalles sobre su funcionamiento. Sin embargo, Bosch asegura que este proyecto cumplirá una importante función de seguridad. Además, ha informado de que este panel de instrumentos 3D no requerirá el uso de componentes adicionales como el “eye tracking” o las gafas 3D.

Te puede interesar: Con Bosch ya nunca más conducirás solo

“Cuanta más profundidad de campo tiene la pantalla más rápido pueden los conductores captar información visual importante, ya sea una alerta de algún sistema de seguridad o un aviso relativo al tráfico. La información que parece saltar de la pantalla es mucho más obvia y urgente”, ha explicado el presidente de Bosch Car Multimedia, Dr. Steffen Berns.

Panel de instrumentos 3D: así será en los coches autónomos

La pantalla digital 3D de Bosch hace que las alerta y los avisos “salten” para recibir la información más rápidamente.

2 fotos

Ampliar

Entre los componentes para vehículos, uno de los que más ha avanzado es la instrumentación. Las pantallas digitales cada vez muestran más cantidad de información útil. Con el objetivo de continuar avanzando en este campo, Bosch está trabajando en un sistema para aumentar la comunicación entre el conductor y el vehículo y proporcionar información visual más rápidamente.

En cuanto a la conducción completamente autónoma, Bosch afirma que su tecnología 3D será crucial para la interacción entre el vehículo y su conductor. Por ejemplo, una imagen en 3D de la cámara de visión trasera del coche podría hacer más fácil detectar varios obstáculos al aparcar.

Los sistemas de asistencia a la conducción no convencen a los usuarios

La tecnología desarrollada por Bosch se basa en un solo panel de instrumentos en la cabina. Según la compañía, los usuarios pueden interactuar con la interfaz a través del control de voz o de forma táctil.

Los pronósticos citados por Bosch afirman que el mercado mundial de pantallas de vehículos se duplicará para 2025. “Las pantallas se están convirtiendo cada vez más en sistemas interactivos que pueden anticipar mejor las necesidades individuales de los conductores. Aquí hay un enorme potencial comercial para Bosch”, ha agregado Berns.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche