Noticia

Cien años de la primera bocina eléctrica

3 fotos

Ampliar

28 de abril, 2014

Hace justo un siglo que Bosch, el mayor fabricante de componentes para automóviles, presentó la solicitud de la patente de la primera bocina eléctrica, una tecnología que ayudó a aumentar la seguridad en la carretera.

El fabricante alemán de componentes para automóviles Bosch celebra en 2014 el primer centenario de la presentación en Alemania de la solicitud de la patente de la primera bocina eléctrica, una tecnología que dejó impresionados a los conductores.

El objetivo del desarrollo de la primera bocina eléctrica fue lograr un sonido agradable y un largo alcance, al tiempo que conseguir un funcionamiento fiable y rápido, todo ello con un bajo consumo energético y un diseño atractivo. La nueva bocina Bosch, que salió al mercado en 1921, cumplía con todos estos objetivos. Estaba basada en el principio de «tubos inmóviles» utilizados en la construcción de órganos. Estos tubos están cerrados en el extremo superior, por lo que emiten un tono más bajo que los tubos abiertos. En la bocina de Bosch, este principio se tradujo en un tono agradable y muy característico.

Transcurridos cien años desde la llegada de esta tecnología, la corporación alemana cuenta en la actualidad con una amplia gama de bocinas eléctricas como equipamiento original para vehículos, tanto automóviles, como motocicletas o vehículos comerciales.

Además, la división clásica de la empresa, Bosch Automotive Tradition, presentó en 2006 un rediseño de la bocina clásica de la compañía, que incluía tornillos ranurados y cubiertas cromadas. La firma apuntó que el original fue utilizado por varias marcas y modelos de los años 50 y 60.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche