BMW VS Mercedes: qué está pasando

BMW VS Mercedes: qué está pasando

21 marzo, 2016

BMW ha presentado se nuevo plan estratégico "Number One Next", con el que pretende convertirse en el mayor fabricante mundial de automóviles de lujo. Para lograrlo, deberá superar a Mercedes, ya que la firma de la estrella ha conseguido arrebatarle el liderato, y la iniciativa, en los últimos tiempos.

BMW y Mercedes mantienen desde hace mucho tiempo una lucha sin cuartel por liderato del segmento premium. La explosión de los SUV, donde BMW ha sabido desenvolverse muy bien y obtener el éxito, ayudó a la marca bávara a crecer y hacerse con el dominio. Ahora, sin embargo,  han cambiando las tornas y Mercedes ha conseguido despertar de su letargo para arrebatarle el primer puesto a BMW.

De esta forma, es la marca de Munich la que trata, en la actualidad, de dar alcance a Mercedes en varios frentes. Para lograrlo, han presentado su nueva estrategia “Number One Next”, que llega en un momento decisivo y está pensada para presentar batalla en cinco áreas fundamentales: mercado chino, mercado estadounidense, berlinas de representación, coches eléctricos y conducción autónoma. La tarea no es fácil, ni mucho menos, ya que, a día de hoy, Mercedes saca ventaja en todos estos campos.

“Nuber One Next” supone el primer plan general de actuación de la marca desde 2007, y llega en un momento especialmente importante debido al cambio de paradigma al que se enfrenta toda la industria de la automoción. Durante la presentación del nuevo plan estratégico, Harald Krueger, presidente de BMW, confirmó el objetivo prioritario del plan: convertirse en el mayor fabricante mundial de automóviles de lujo en la próxima década.

Krueger, consciente del momento, ha advertido de los riesgos, pero también de las oportunidades derivadas de la digitalización, así como del lanzamiento de un nuevo modelo i que combinará las tres tendencias predominantes en este momento: conectividad, cero emisiones y conducción autónoma.

Precisamente, el presidente de BMW fue cuestionado acerca del anuncio de un nuevo modelo para la submarca de BMW enfocada a la movilidad eléctrica: “¿Por qué se detiene el desarrollo de productos i durante los últimos dos o tres años, perdiendo su ventaja  en la movilidad eléctrica, y ahora, relativamente tarde, anuncian un tercer modelo?” interpeló un periodista.

Tras varias preguntas incómodas, Krueger, a la defensiva, pidió paciencia: “Queríamos ofrecerles una visión general de nuestra estrategia”. “Por favor, comprendan que no podemos decir mucho, el resto tiene que ser confidencial”, añadió.

BMW i8
BMW ha anunciado un nuevo modelo a la gama compuesta por el i8 y el i3.
Ampliar

Según varios analistas, las propuestas de la marca bávara no fueron demasiado originales. Por ejemplo, BMW anunció que añadiría un nuevo modelo de lujo a su catálogo, por encima del Serie 7, algo que ya ha hecho Mercedes con Maybach y la Clase S. También, anunció que ampliará su gama de productos M para hacer frente a las variantes AMG de Mercedes, que venden un 10% más de este tipo de coches de altas prestaciones.

Por otra parte, BMW señaló que su plan “Simplify” le permitirá una reducción de costes, pero, una vez más, Mercedes está por delante, ya que, el pasado año, consiguió 2 millones de euros de beneficios añadidos derivados de su plan de liderazgo y la mayor eficiencia lograda.

Según ha señalado Automotive News Europe, BMW llegó, incluso, a utilizar el concepto “reuse”, introducido por Mercedes y que consiste en alargar el periodo de uso los nuevos sistemas de producción, es decir, reutilizarlos más allá del ciclo de vida de un solo modelo.

Preguntado a este respecto, Friedrich Eichiner, jefe de finanzas de BMW, respondió:  “Tienes razón, tal vez haya oído lo mismo de la competencia”. “La cuestión es si somos capaces de ponerlo en práctica realmente” añadió.

Crecimiento y rentabilidad

Mercedes atraviesa un buen momento, ya que en lo que va de año ha conseguido superar a su gran rival BMW y, también, a Audi. En los primeros meses de 2016, Mercedes ha incrementado un 16% sus entregas, lo que supone, aproximadamente, 284.600 vehículos, mientras que BMW ha crecido un 8,3% al colocar 277.300 unidades. Por su parte, Audi, que registró un crecimiento del 3,6%, entregó 260.215 vehículos. El pasado año, la ventas de la marca de la estrella aumentaron cerca de un 13%, lo que se traduce en 1,87 millones de unidades. BMW, que aumentó su volumen de ventas en un 5,2%, colocó en el mercado mundial 1,91 millones de unidades y, finalmente, Audi, con un crecimiento del 3,6%, entregó 1,8 millones de vehículos.

Mercedes también superó a sus rivales en nivel de rentabilidad, ya que el pasado año amplió su margen operativo hasta el 9,5% desde el 8% que registró en 2014. Por el contrario, BMW lo redujo del  9,6 de 2014 al 9,2% en 2015. Por su parte, Audi cayó del 9,6 al 8,3%.

Debido a estas buenas cifras, Dieter Zetsche, que dirige los destinos del grupo Daimler desde hace más de una década, acaba de ampliar su contrato. Según el CEO de Mercedes, la compañía se encuentra en su momento más álgido después de poner en marcha su nuevo plan de productos, que dio comienzo con el rediseño de la Clase A, en 2012, y ha concluido con la nueva Clase E. Además, ha señalado que, ahora que el grupo es tan rentable, Daimler ha optado por aumentar la inversión en un 40%.

Con un promedio de seis modelos nuevos al año, Zetsche ha dicho a los periodistas que Daimler está más protegida que nunca ante los altibajos en los ciclos de vida del producto.

Clase S, referencia del segmento

Mercedes Clase S
Mercedes Clase S, líder indiscutible del segmento.
Ampliar

BMW lanzó al mercado en octubre una nueva generación de su buque insignia, el Serie 7, con el claro objetivo de destronar a Mercedes y su Clase S. La marca bávara se ha dado cuenta que el carácter dinámico de sus vehículos no encaja con lo que buscan los clientes de este tipo de berlinas, que, generalmente, son más conservadores y priorizan la comodidad por encima de una conducción ágil.

Por esta razón, BMW se ha esforzado en ofrecer un vehículo que alcance el lujo y comodidad del Mercedes Clase S. Para ello, ha recurrido, entre otras cosas, a un amplio arsenal tecnológico en el que las soluciones de conectividad tienen un peso importante. En este sentido, BMW seguirá trabajando para ofrecer más servicios que sirvan para aumentar el valor añadido del vehículo. Hasta el momento, se han vendido 9.000 unidades. En comparación, Mercedes vendió durante el pasado año casi el mismo número de unidades, pero de forma mensual.

Por último, BMW ha anunciado su plan en cuanto a formas alternativas de propulsión se refiere. A partir de 2016, el grupo tendrá siete modelos en su gama híbrida, BMW iPerformance modelos, que serán puramente eléctricos, como el BMW i3, o llevarán una combinación de motor de combustión y motor eléctrico como soluciones híbridas.

Además, a finales de 2016, el BMW i3 contará con una batería de mayor capacidad y autonomía. Asimismo, en los próximos años, BMW también presentará un híbrido en la marca Mini y añadirá un descapotable en la gama BMW i8.

Por otro lado, la compañía ha apuntado que sigue desarrollando tecnología de celda de combustible de hidrógeno. De hecho, ha resaltado que los actuales vehículos de prueba alcanzan una autonomía de 700 kilómetros.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba