Noticia

BMW Serie 7 Coupé, ¿es posible?

4 fotos

Ampliar

29 de agosto, 2016

La marca bávara se plantea introducir una variante coupé de su buque insignia, el BMW Serie 7, para tratar de dar caza a Mercedes y su exitosa Clase S.

La sexta generación del BMW Serie 7, que se presentó hace menos de un año, no ha cumplido con las expectativas, ya que no ha registrado el nivel de ventas que esperaban en Múnich. El coche, que en España tiene un precio de partida que supera los 90.000 euros, es de vital importancia para la marca tanto por rentabilidad como por imagen y representación.

Según una persona familiarizada con los planes de la marca y que ha pedido no ser identificada, BMW se está planteando lanzar nuevas variantes de la Serie 7 y, entre ellas, un modelo de dos puertas. El coupé sería el primero en llegar, pero no lo haría antes de 2019.

Esta estrategia sería muy similar a la emprendida por Mercedes para consolidar la posición de liderazgo de su Clase S que, a día de hoy, cuenta con seis variantes entre las que encontramos un cabrio y un modelo de ultra lujo con el apellido Maybach.

Cuatro años atrás, BMW podía mirar de frente a la Clase S, ya que las ventas se repartían de forma casi equitativa. En la actualidad, sin embargo, las entregas de la Serie 7 son un 40% inferiores a las del buque insignia de Mercedes y solo ligeramente superiores a las del Tesla Model S. Las cosas se complican aún más, si tenemos en cuenta que el próximo año llegará al mercado la nueva generación del Audi A8 que, además, incluirá una función de conducción autónoma.

Según Stuart Pearson, analista de Exane BNP Paribas en Londres, “es de esperar que las ventas de la serie 7 comiencen a disminuir de nuevo cuando el Audi A8 salga al mercado”.

Con este contexto, BMW ha decidido ampliar la gama de la Serie 7 para, de esta manera, empujar las ventas del modelo hacia arriba y, según la persona consultada por Automotive News, volver a rivalizar con el Mercedes Clase S.

Los coches de representación de la marcas, los más grandes y lujosos, suponen una importante fuente de ingresos para los fabricantes, ya que sacan más beneficio de la venta de este tipo de modelos que de los de categorías inferiores. Además, las marcas suelen introducir sus avances y novedades tecnológicas en estos vehículos, por lo que sirven de campo de pruebas para, posteriormente, introducirlos en el resto de modelos, es decir, de arriba a abajo.

Según la fuente, BMW ha culpado de las bajas ventas de la serie 7 a los pocos avances tecnológicos que incorporaba y a su diseño aburrido. Por ejemplo, el control por gestos, que utiliza hasta cinco movimientos diferentes de la mano para manejar funciones como el volumen de la radio, no ha suscitado el mismo interés que el sistema de piloto automático de Tesla.

Un rival para el Maybach

Al igual que ha hecho Mercedes con el Clase S firmado por Maybach, BMW lanzará una versión de ultra lujo de la Serie 7 que tendrá un precio de partida por encima de los 150.000 euros. Mientras tanto, una versión híbrida enchufable y una variante de altas prestaciones con el sello Motorsports contribuirán a elevar las ventas.

Los márgenes que dejan las grandes berlinas de representación son superiores al del resto de vehículos. El retorno de, por ejemplo, un Mercedes Clase S se sitúa en un 14%, mientras que la media de la marca se encuentra en un 9,5%. En BMW, el margen de la Serie 7 es de un 11%, un valor superior al 9,2% que promedian el resto de modelos de la firma bávara.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche