Noticia

Así han creado el BMW M4 GT4 virtual para iRacing

2 fotos

Ampliar

02 de junio, 2020

La marca de Múnich presenta el BMW M4 GT4 virtual que debutará este mes en las competiciones de resistencia de la plataforma iRacing.

Últimamente los simuladores de conducción y las competiciones online que se llevan a cabo con ellos están tomando un protagonismo brutal. Lo cierto es que son métodos de entrenamiento muy realistas para los pilotos profesionales y, con el confinamiento derivado del coronavirus, han ganado aún más adeptos amateurs. Por eso, cada vez son más las carreras de iRacing que se celebran a nivel mundial y cada vez son más las marcas que se vuelcan para que sus modelos estén presentes en este magnífico escaparate. Uno de los bólidos estrella será el BMW M4 GT4 virtual. Tras haber firmado la licencia que le permite correr, el fabricante bávaro nos explica cómo ha sido el proceso de desarrollo.

¿Se apaga el V12 de BMW para siempre?

Aunque en este caso no es necesario diseñar un chasis específico, preparar una línea de montaje o realizar miles de kilómetros de pruebas en Nürburgring, los responsables del M4 GT4 virtual han tardado seis meses en darle forma. Las complicaciones no son menores por tratarse de un coche «imaginario» porque, precisamente, lo que más interesa es que sea lo más realista posible. Para eso, los trabajadores de iRacing necesitaban escaneos láser, datos CAD y fotos de referencia (todo, eso sí, del coche real.) BMW accedió a colaborar sin pensarlo y fue en ese mismo instante cuando empezaron a dar forma al M4 de iRacing.

El BMW M4 GT4 de iRacing rodará el 13 de junio en Nürburgring

BMW M4 iRacing.

2 fotos

Ampliar

«Todo comienza con el acuerdo de licencia, que es la base para la transferencia de datos confidenciales. Luego los desarrolladores reciben dos paquetes de datos de varios gigabytes cada uno. En primer lugar, los datos CAD con todas las especificaciones de las piezas del coche. Son exactamente los mismos datos que un proveedor obtiene de BMW para producir el componente real. iRacing también escanea un coche real, en este caso el Turner Motorsport BMW M4 GT4. El segundo paquete de datos contiene toda la información sobre la dinámica de conducción. Utilizamos el mismo conjunto de datos para hacer una simulación de tiempo de vuelta o para operar nuestro simulador BMW Motorsport, por ejemplo. Eso incluye curvas de amortiguación, curvas de rendimiento del motor, cinemática de ejes, distribución de peso, valores aerodinámicos: cualquier figura que hayamos calculado para el coche que transmitimos a iRacing», explica el jefe de Desarrollo de BMW.

Al juntar estos dos grandes paquetes de datos es cuando nace el coche virtual. «Cuantos más datos reales recibamos, más cerca nos acercaremos a la dinámica de conducción real. En el caso del BMW M4 GT4, la retroalimentación inicial de las personas que han conducido el coche real es muy positiva«, dice el ingeniero sénior de Dinámica de Vehículos en iRacing, Steve Reiss. «En este sentido, trabajar con BMW Motorsport ha sido increíble. Incluso nos enviaron información sobre en qué situaciones se encienden los ledes del volante y qué datos se muestran cuando se aprieta cada botón, etc. Realmente disfruto trabajando en esas pantallas con el más mínimo detalle», agrega.

El BMW M4 GT4 virtual debutará el próximo 13 de junio en una competición de resistencia de 3 horas en Nürburgring.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche