Noticia

Cinco BMW M3 Lightweight, estrellas en la subasta de coches de Paul Walker

Ampliar

21 de enero, 2020

Cinco unidades del BMW M3 Lightweight se han convertido en los verdaderos protagonistas de la subasta de coches del fallecido Paul Walker.

Si piensas que Paul Walker era un gran aficionado a los coches simplemente por protagonizar la saga “Fast and Furious”, te equivocas. El actor, fallecido en 2013, aparte de haber competido como piloto de carreras en disciplinas menores, era un gran coleccionista de coches. Prueba de ello es que este pasado fin de semana Barrett-Jackson ha subastado 21 automóviles que eran de su propiedad.

Puede que te interese: Los coches de Fast and Furious

Entre los modelos que se han llevado unos afortunados coleccionistas estaban un Ford Mustang Boss 302S Race Car de 2013, un modelo de competición equipado con numerosos componentes oficiales de Ford Racing pero que nunca llegó a competir; o un Nissan 370Z de 2009, similar al que lució el actor en Fast & Furious 5′ con apenas 4.000 km.

Uno y otro se vendieron muy por encima de su valor de mercado. Haber pertenecido a un actor famoso ya fallecido multiplicó el valor de ambos: algo más de 83.000 euros se pagaron por el Ford, mientras que el Nissan se adjudicó por algo más de 95.000 euros.

No obstante, hubo un grupo de coches que llamaron poderosamente la atención del público y aficionados. Te hablamos de cinco BMW M3 Lightweight de la generación E36 que, en conjunto, alcanzaron un valor millonario.

BMW M3: tres décadas a toda velocidad

Llamó la atención, sobre todo, el que logró bajar el mazo en la cantidad mayor. Exactamente se pagaron algo más de 347.000 euros por una unidad fabricada en 1995 y pensada para circuito a pesar de estar homologada para carretera.

Este coche, en concreto, monta un motor de 3 litros y seis cilindros en línea que entrega 243 CV y 225 Nm de par, gestionados por un cambio manual de cinco velocidades. Otro de sus grandes atractivos, aparte de haber pertenecido a Walker, es que está prácticamente nueva, ya que apenas se han recorrido con ella 7.403 kilómetros.

BMW apenas construyó un centenar de unidades de esta edición especial de su M3, todos ellos realizados con la pintura Alpine White y en su gran mayoría equipados también con unos adhesivos a cuadros con los colores ‘M’ de la marca, algo que  uno de los coches de Walker no tenía, convirtiéndolo así en un trofeo más exclusivo y deseable.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche