Bird, una nueva alternativa de transporte eléctrico en Madrid

Bird, una nueva alternativa de transporte eléctrico en Madrid

12 noviembre, 2018

Bird ha sido la última compañía de patinete eléctrico compartido en aterrizar en Madrid. Aquí te contamos cómo es su servicio y por dónde funcionará.

La nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid ha obligado a los más asiduos a circular por el centro de la capital a buscarse otras formas de hacerlo. Entre las muchas posibilidades, Bird ofrece ahora una nueva alternativa de transporte eléctrico. La compañía, que cuenta con el beneplácito del Consistorio de Carmena, acaba de aterrizar en Madrid con una prueba piloto que permitirá a los ciudadanos optar por sus patinetes eléctricos compartidos para realizar sus trayectos urbanos de corta distancia, uno de los métodos favoritos del momento.

SEAT eXS by Segway: el patinete eléctrico de la marca de Martorell

Cómo funcionan los patinetes de Bird

Para usarlo tan sólo es necesario descargar en el smartphone la aplicación de Bird (disponible para iOS y Android) y, tras registrarse, localizar el patinete más cercano. Con el móvil se escanea el código que lucen en el manillar y el propio sistema avisará al usuario de que está listo para utilizarse. La tarifa actual contempla que desde el instante del desbloqueo se cobrará un euro y, después, se irán sumando 15 céntimos por cada minuto de uso.

Una modalidad de transporte responsable y segura

De lo que sí estarán muy pendientes en Bird es de que sus clientes sean plenamente conscientes de la responsabilidad que conlleva hacer uso de unos vehículos así. Por ello, quieren que sus patinetes no interfieran en el recorrido de los peatones y piden que no se estacionen en lugares prohibidos o donde puedan resultar molestos para otros ciudadanos. La seguridad vial debe ser lo primero para todos los usuarios de una misma vía.

La empresa ya ha activado su servicio para los mayores de 18 años en los barrios de Argüelles y Ciudad Universitaria. Podrán circular de 7 a 21 horas, ya que por las noches los trabajadores de Bird recogerán todas las unidades para cargar sus baterías y ayudar a mantener limpias y seguras las aceras. Además, la propia compañía ha confirmado que, precisamente para no saturar las ciudades de patinetes, el crecimiento de su flota se llevará a cabo con prudencia y sensatez.

“Queremos que Bird sea la alternativa de transporte para la gente de Madrid que desea desplazarse de forma limpia y equitativa por esta maravillosa ciudad”, ha comentado la responsable de Expansión de Bird en España, Clara Vallvè. Por su parte, el vicepresidente de Bird en Europa, Oriente Medio y África, Patrick Studener, confirma que, después del lanzamiento en Madrid, llegarán a otras ciudades españolas y europeas para sumar nuevos miembros a los más de 2 millones que ya han cambiado sus viajes cortos en coche por este sistema de transporte compartido y sostenible.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba