Balance del dispositivo de movilidad y seguridad en la Gran Vía

21 diciembre, 2017 por

El Ayuntamiento de Madrid publica el balance del dispositivo de movilidad y seguridad en la Gran Vía durante el puente de diciembre. Los primeros datos obtenidos presentan unas cifras positivas con un descenso del tráfico en la zona de entre 4 y 25%.

Balance del dispositivo de movilidad y seguridad en la Gran Vía

La medida adoptada por el Ayuntamiento de Madrid de ensanchar las aceras en detrimento de los carriles para vehículos,  ha permitido aumentar en 5.400 metros cuadrados la zona peatonal, con un reparto más equitativo del espacio público.

Con un volumen de 44.000 vehículos circulando por una de las vías más conocidas de la geografía española y aproximadamente 65.000 peatones, se hacía complicado pasear tranquilamente sin tropezar con algún bolso, mochila o persona. Con la nueva medida se ha ampliado en 14 metros el ancho de la acera y por el contrario, la calzada se ha reducido a 16.

En datos proporcionados por el Ayuntamiento, se ha conseguido equilibrar el espacio entre vehículos y peatones entre un 47/53%.

Se reduce el tráfico y el paseo peatonal es más fluido

El puente de diciembre atrae cada año a la capital a miles y miles de personas. La Gran Vía se convierte en un mar de personas y presenta un escenario poco acogedor para dar un tranquilo paseo. No tropezar con alguien o algo era misión imposible. Ahora con la nueva medida esto se ha moderado.

Cerrar el paso a vehículos privados ha favorecido que disminuya el tráfico y los ciudadanos utilicen más el transporte público para acceder al centro, en concreto se ha registrado un aumento de un 3% en la demanda de las líneas que transcurren por Gran Vía. Y un aumento de entre el 12 y el 16% en el conjunto de la red de Metro.

Del aumento de personas que utilizan el transporte público se deriva la necesidad de mejorar los tiempos de la EMT. Se recoge que la frecuencia de los viajes en Gran Vía ha mejorado en un 32% y casi el 2% en el conjunto de las líneas del centro.  Datos que habría que contrastar con otras fuentes, pues el metro y autobús siguen dando sensación de saturación.

 Aval del 71% a la medida peatonal

La mejora diseñada por el Área de Medio Ambiente y Movilidad, en coordinación con el Área de Salud, Seguridad y Emergencias, se ha llevado a cabo por el fuerte apoyo que recibió la anterior medida durante el mismo transcurso del año anterior, un 71% reflejado en una encuesta municipal avaló la medida. Además un 85% está a favor de hacer permanente esta medida.

La Gran Vía madrileña, durante el cierre al tráfico en el centro de la ciudad en Navidad de 2016.
La Gran Vía madrileña, durante el cierre al tráfico en el centro de la ciudad en Navidad de 2016.

Entre otros factores se destaca la seguridad y comodidad que proporciona a los peatones el poder caminar con más holgura.  Además, es de sentido común pensar que ampliar las aceras y cortar el tráfico evitan los fuertes problemas de congestión que se producían en las navidades de años anteriores.

La seguridad es uno de los principales objetivos de esta medida. Por eso, además de dotar al viandante de mayor espacio para evitar que invada los carriles reservados para vehículos de motor. Este año se ha apostado por montar vallado de hormigón. Se ha convertido la zona en un espacio lo más diáfano posible retirando material innecesario, como la barandilla de la acera y mobiliario urbano accesorio.

Por lo tanto, ¿qué ha mejorado?

Los datos ofrecidos por el consistorio consideran que se ha mejorado la zona peatonal, con más espacio, un mejor funcionamiento del transporte público en superficie y se ha conseguido un tráfico más calmado y fluido. Esto se ha traducido en que el 80% de la ciudadanía accede al centro fundamentalmente en transporte público (66%) y a pie (14%).

¿Quién gasta más en Gran Vía, turistas o residentes?

Aunque se tiende a pensar que es el turista el que más consume y aporta a los comercios, el estudio de la Dirección General de Comercio y Emprendimiento sobre el perfil del transeúnte en Gran Vía y el flujo peatonal sobre la peatonalización aporta otra información.

Del estudio, se desprende que del total de residentes un 93% ha realizado gasto en Gran Vía en el último año, y que del total de visitas a Gran Vía seis de cada diez acaban realizando un gasto, cifra que sube a 7 de cada 10 cuando la intención era llevar a cabo algún tipo de compra. El tique medio es de 43 euros.

Además, un 64% de los encuestados declara que aumentará su gasto en la zona una vez que se lleve a cabo el proyecto de reforma, que comenzará a principios de 2018.

Te puede interesar...

Pablo Bisio

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba