El Ayuntamiento bajará a 70 km/h la velocidad máxima en la M-30

El Ayuntamiento bajará a 70 km/h la velocidad máxima en la M-30

22 abril, 2016

El tramo afectado está situado entre Sal Pol de Mar y Puente de los Franceses. La reducción del límite se debe a unas pruebas en las que el Ayuntamiento quiere medir el impacto de la velocidad en la contaminacion acústica.

El Ayuntamiento de Madrid rebajará de 90 a 70 km/h el tope de velocidad en el tramo de la M-30 comprendido entre los kilómetros 19 y 21, entre San Pol de Mar y Puente de los Franceses, para realizar pruebas con las que combatir la contaminación acústica.

En rueda de prensa, la delegada responsable del tráfico de la ciudad, Inés Sabanés, ha avanzado que el próximo 3 de mayo se va a iniciar un periodo de pruebas dividido en tres fases para realizar un estudio que permita tomar medidas contra el ruido de la zona. Además, los trabajos incorporan un estudio para probar el uso de asfalto que permita la absorción del ruido y la contaminación.

La primera fase comenzará el martes 3 de mayo y en ella se indicará en la señalización fija la nueva velocidad. La rebaja del tope comenzará en la calzada más próxima a las viviendas -en sentido norte-.

Posteriormente, a partir del martes 10, se realizarán pruebas con medición de ruido y se señalizará también el tope de velocidad de 70 km/h en el sentido sur del tramo.

Las pruebas finalizarán el 17 de mayo y en ese momento se analizarán los datos para adoptar una solución definitiva.

El pasado mes de febrero, la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental perteneciente al Área dirigida por Inés Sabanés emitió un informe sobre el impacto acústico en esta zona.

Sus conclusiones fueron que combinando dos factores, la implantación del asfaltado fonoabsorbernte y reduciendo la velocidad de los vehículos a 70 km/h frente a los 90 km/h actuales, se conseguiría reducir de forma significativa los niveles de ruido en las fachadas de las viviendas más próximas.

Esta prueba piloto, ejecutada en condiciones normales de circulación, permitirá cuantificar la posible disminución de ruido ambiente y también comprobar las incidencias circulatorias y su efecto sobre el entorno que pudiera suponer la rebaja de la limitación de la velocidad.

La delegada responsable del tráfico anunció, además, la instalación de 10 nuevos radares en Madrid.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Duracero 3 mayo, 2016

Bravo, ahora que ya, por fortuna, circulan coches en modo eléctrico osea silencioso, bajamos la velocidad indiscriminadamente (los radares no disciernen ruido pero si harán mas “caja”)
¡Yo de mayor quiero ser político (o asesor, que son igual de lúcidos y comen también del dinero público)!

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba