Aumenta el número de vehículos con un mantenimiento incorrecto

Aumenta el número de vehículos con un mantenimiento incorrecto

29 julio, 2016

El 24% de los usuarios no revisa el coche con la frecuencia recomendada por el fabricante y, por tercer año consecutivo, este índice va creciendo. Además, un 1,8% de usuarios reconoce no revisarlo nunca, lo que significa que más de 600.000 vehículos estarían circulando en malas condiciones.

Ante la operación salida, el mantenimiento sigue siendo uno de las “asignaturas pendientes” del verano. Según la encuesta realizada por el Observatorio Español de Conductores DUCIT, elaborada por el RACE, a más de 3.200 automovilistas. Desde hace varios años, el RACE viene alertando del crecimiento de la ecuación de vehículos más antiguos y mantenimientos incorrectos, lo que puede suponer un incremento de la accidentalidad durante los meses de verano.

Esta situación es aún más preocupante cuando las cifras de siniestralidad en carretera durante los siete primeros meses del año (a falta de tres días para que acabe el mes) van en aumento. Así, en 2016, el número de fallecidos según la DGT alcanza los 632, frente a los 616 de 2015 y a los 614 de 2014.

En este sentido, el RACE pone de manifiesto que si a un mal mantenimiento de las carreteras, la climatología y las retenciones en verano, le añadimos vehículos en circulación mal mantenidos, ponemos en riesgo muchas vidas durante un período que, fundamentalmente, se basa en la tranquilidad, el descanso y el ocio.

Por ello, el RACE reitera la importancia del mantenimiento y no dejar hasta el último minuto las revisiones. Según la encuesta realizada por DUCIT, el 24% reconoce retrasar los intervalos de mantenimiento por encima de lo recomendado por el fabricante, lo que incluye la revisión periódica de seguridad, niveles y mecánica, garantizándose el buen estado del vehículo y su correcto estado de circulación. Si tenemos en cuenta el parque español, más de 7 millones de vehículos estarían circulando con un mantenimiento incorrecto, de los cuales, casi 600.000 no han sido sometidos a revisión por parte de sus propietarios, lo que puede incidir en un preocupante aumento del riesgo, sobre todo cuando sometemos el vehículo a un esfuerzo como el que se produce en el periodo estival.

Si bien es cierto que todos los indicadores señalan un crecimiento económico y una salida de la crisis, los datos del Observatorio DUCIT señalan que el impacto de la mejora económica no se ha dejado sentir en el presupuesto destinado al mantenimiento y al uso del vehículo. El 43% de los conductores afirma que ha reducido mucho o bastante el gasto en peajes, frente al 42% del año anterior; le sigue el gasto en limpieza del vehículo, que se ha visto reducido de un 32% en 2015 a un 39% en 2016, y las reparaciones no urgentes de un 32% a un 38,5%.

Las partidas menos sujetas a recortes, pero que han recortado en torno al 20% de los conductores, son seguros, neumáticos, mantenimiento y, en general, el uso del vehículo y los kilómetros recorridos.

¿Quién realiza el mantenimiento, tanto el básico como el mecánico?

El RACE alerta acerca del poco o nulo mantenimiento de gran número de coches.
El RACE alerta acerca del poco o nulo mantenimiento de gran número de coches.
Ampliar

Respecto al mantenimiento, el 19% de los conductores reconocen que las revisiones las realizan con menor frecuencia de lo que indica el fabricante, aunque la mayoría (siete de cada diez) siga sus sugerencias. Sin embargo, casi un 2% de los conductores, es decir, casi 600.000 vehículos circulan sin haber pasado ningún tipo de mantenimiento.

Por otra parte, y en cuanto al lugar que eligen los automovilistas para realizar estas tareas, el taller oficial de la marca es elegido por el 32%, mientras el 42% elige un taller de barrio y el 16% un taller perteneciente a una cadena.

El argumento principal para no acudir a un taller de la marca para hacer las revisiones es mayoritariamente el precio: el 78% consideran que hacer la revisión en otro taller es más económico. En bastante menor medida que este argumento económico, el 26% esgrime la confianza que le inspira el taller al que lo lleva y el 17% la lejanía a un taller oficial de la marca.

¿Con qué periodicidad se realiza el mantenimiento básico del vehículo?

El mantenimiento básico del vehículo incluye la revisión de la presión de los neumáticos, el líquido limpiaparabrisas y del nivel de aceite, lo que según DUCIT realizan más de la mitad de los conductores al menos una vez cada tres meses. Por el contrario, los conductores reconocen que lo que menos revisan, con intervalos de inspección por encima de los dos años, es el estado y reglaje de las luces y el nivel del líquido de frenos, con un 21,8% y un 21,7%, respectivamente.

La presión de los neumáticos es el aspecto del mantenimiento del coche que se vigila con mayor frecuencia: el 28% lo hace todos o casi todos los meses, aunque cae en tres puntos respecto al año anterior, mientras que un 12,6% de los usuarios revisa muy poco o nada la presión de las ruedas. Por su parte, los conductores también han reducido la frecuencia de la vigilancia del nivel del líquido del limpiaparabrisas, del nivel del aceite o el dibujo de los neumáticos.

Ayudas para la renovación y mantenimiento de los vehículos

Alrededor de 600.000 vehículos circulan sin ningún tipo de mantenimiento.
Alrededor de 600.000 vehículos circulan sin ningún tipo de mantenimiento.
Ampliar

Pero si la falta de mantenimiento del automóvil se une a la antigüedad del parque, el binomio se convierte en un problema muy importante de cara a la seguridad en carretera. El RACE, además de animar a los conductores a realizar un correcto mantenimiento del coche, considera imprescindible continuar con las ayudas a la compra de vehículos, con la única finalidad de renovar el parque.

Asimismo, el RACE reitera que, tanto los elementos de seguridad de un vehículo como el propio mantenimiento y las piezas necesarias para un correcto funcionamiento del coche creemos que deberían de tener un IVA reducido, al no tratarse ninguno de ellos de bienes de lujo, si no de elementos imprescindibles para la seguridad de los conductores y usuarios.

Indice de Responsabilidad Vial (IRV)

Finalmente, el Observatorio ha querido analizar también el Índice de Responsabilidad al Volante (IRV), creado por DUCIT, que nos indica el comportamiento de los conductores al volante.

Así, los conductores siguen usando las nuevas tecnologías durante la conducción (ha descendido de un 75% en la anterior ola a un 71% en esta), siendo el manejo de “app” (75,6% frente a 70,4% actual) y el envío de mensajes, chats o juegos, las que más se utilizan mientras se conducen (77,3% en 2015 frente a 73% en 2016).

Por su parte, el uso del cinturón de seguridad sigue aumentando su uso cada vez más, hasta alcanzar el 90,1% en esta ola, frente al 88,6% de la ola anterior. Asimismo, el respeto a los límites de velocidad ha mejorado: en 2015 el IRV era del 28,7% que ha pasado al 30,6%. El uso de alcohol al volante se mantiene casi invariable, al aumentar la responsabilidad de un 73,7% a un 74,1% en este año.

En conclusión, nos encontramos con que los conductores españoles siguen resistiéndose a llevar un mantenimiento correcto de su vehículo, bien por falta de interés o bien por falta de recursos económicos, pero esta circunstancia está generando que cada vez haya más vehículos circulando de forma peligrosa.

Asimismo, las vías mejor mantenidas de la red de carreteras españolas son las autovías y autopistas de peaje que, por el contrario, son las que menos se están utilizando.

Además, el comportamiento de los conductores frente al volante, por lo general es bueno, aunque seguimos tendiendo asignaturas pendientes, como el uso del móvil o la fatiga al volante.

En pocos días, muchos conductores se van a poner en carretera para disfrutar de sus merecidas vacaciones. Pero una revisión a tiempo del vehículo y cumplir con las normas pueden ayudar a reducir posibles accidentes.

  • Ponte en carretera descansado: duerme un mínimo de 7 horas y evita viajes después de la jornada laboral. Si, en cualquier caso, tuvieras que viajar tras el trabajo procura descansar un rato antes del viaje y reponer energías.
  • Ajusta bien el asiento (banqueta y respaldo), el reposacabezas y haz un reglaje en profundidad y altura del volante. Viajar de forma cómoda reduce los calambres y los dolores musculares.
  • Tómate la conducción de forma relajada y no intentes recuperar el tiempo perdido tras un atasco. El objetivo es llegar, y llegar bien.
  • Adopta las mismas precauciones al realizar desplazamientos cortos que en los de largo recorrido. Tampoco bajes la vigilancia en los kilómetros finales. Muchos accidentes se producen en estos momentos.
  • Durante el viaje, descansa cada dos horas o 200 kilómetros y aprovecha para hacer unos estiramientos para recuperar el tono físico. Reduce este plazo si viajas de noche.
  • Mantente hidratado, ya que la falta de líquidos provoca, entre otras cosas, una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular.
  • Un nivel bajo de azúcar genera fatiga y falta de atención. Evita que esto ocurra durante el viaje.
  • Nunca bebas alcohol si vas a conducir, y consulta a tu médico si tomas medicamentos.
  • Cuando pares, toma una bebida refrescante ya que, además de hidratarte, ayudará a despejarte y mejora los niveles de atención. Un refresco es tu mejor combustible: quita la sed, no los puntos.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba