Noticia

Audi Sport quattro concept: homenaje híbrido a los rallyes

7 fotos

Ampliar

04 de septiembre, 2013

La marca germana celebra en el Salón del Automóvil de Frankfurt el 30 aniversario de su mítico Sport quattro con un prototipo muy especial: el Audi Sport quattro concept, dotado de un sistema de propulsión híbrido enchufable con nada menos que 700 CV.

1980: debuta el “Ur-quattro”. Desde entonces, la marca de los cuatro aros ha vendido más de 5 millones de vehículos con tracción total permanente, una cifra avalada por el dinamismo y la seguridad que proporciona el sistema y por sus éxitos en competición.

Entre ellos se cuentan los conseguidos en el Mundial de Rallyes. Son muchos los que recuerdan con nostalgia el Audi Sport quattro (306 CV), presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1983 y diseñado específicamente para su homologación en el campeonato. Su versión “de carreras” escribió historia en el certamen y son míticas las imágenes de Walter Röhrl en la subida a Pikes Peak de 1987.

30 años después, la marca reinterpreta esta tradición deportiva con el Audi Sport quattro concept, en el que recupera ideas presentadas en el estudio Audi quattro concept de 2010. Así, estamos ante un vehículo de imagen potente, con una carrocería de voladizos cortos y líneas tensas que descansa sobre unas llantas de 21”, 5 radios dobles y una sola tuerca central, cubiertas por neumáticos 285/30.

Las pinzas de freno ejercen presión sobre discos cerámicos reforzados con fibra de carbono.

7 fotos

Ampliar

Sus proporciones equilibradas vienen envueltas en unas medidas que alcanzan los 2,78 m en el caso de la distancia entre ejes. Tiene 4,60 m de longitud, 1,94 de anchura y 1,38 de altura, por lo que da la impresión de estar pegado al suelo.

La marca asegura que este prototipo ha sido concebido bajo el espíritu de la competición, por lo que cada solución de diseño tiene una función técnica. Así, observamos los montantes traseros planos y angulados o los dobles faros rectangulares, dotados de la tecnología matrix LED de Audi (disponible a finales de año en el A8). Dichos faros prescinden de una carcasa, por lo que los disipadores de calor de los LED’s quedan expuestos.

En el frontal, destaca la característica parrilla Sigleframe hexagonal, con la estructura tipo “nido de abeja” clásica en competición: recuérdala, ya que te muestra el futuro de los modelos deportivos de la marca. Siguiendo el ejemplo de los coches de carreras, el “labio” delantero, realizado en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), está desplazado hacia delante.

En la zaga, un difusor también construido en CFRP aloja dos grandes salidas de escape ovaladas. Los grupos ópticos traseros son rectangulares, como en todos los Audi quattro. Cuando la velocidad es elevada, sobre ellos emerge de forma automática un alerón.

El interior del Audi Sport quattro concept

La fibra de carbono se emplea con profusión en el interior.

7 fotos

Ampliar

En el puesto de conducción predomina el tono gris oscuro. El diseño y la elección de los materiales refleja la “construcción ligera” típica de Audi: la estructura interior consta de un panel en fibra de carbono que también llega a las guanteras de las puertas.

Los guiños deportivos están por todas partes: asientos tipo “bacquet” con respaldos plegables (para dar acceso a las dos plazas traseras), head-up display, cuadro digital de instrumentación, volante deportivo multifunción -también es un anticipo de los que habrá en los próximos deportivos de la marca germana-… Este último permite escoger entre varias pantallas virtuales en 3D para visualizar la instrumentación, que incluyen el modo “Race” (con el velocímetro en posición central, información sobre el circuito y un cronómetro) y el “Setup”, con datos sobre diversos trazados. La rueda táctil del sistema Audi MMI posibilita que la introducción de la información se lleve a cabo de manera sencilla.

Otra de las características destacables del habitáculo es la unidad de control del aire acondicionado, integrada en las salidas de ventilación.

Audi Sport quattro concept: un híbrido de 700 CV

Los impresionantes 700 CV y 800 Nm del Audi Sport quattro concept están proporcionados por un sistema de propulsión híbrido enchufable. ¿Cómo se transmite semejante potencia a las ruedas? Mediante un cambio tiptronic modificado y la tracción total, con un diferencial deportivo en el eje trasero. La marca asegura que el consumo medio de este concept es de 2,5 l/100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 59 g/km. Pero aún impresionan más sus cifras de aceleración o potencia máxima: de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (¡como los Audi de rallyes!), 305 km/h. Estos datos alteran el pulso…

El motor de combustión es un V8 TFSI de 4 litros con doble turbo. Proporciona 560 CV y 700 Nm de par y está dotado de start-stop y del dispositivo de desconexión selectiva de cilindros del fabricante. Por su parte, el propulsor eléctrico rinde 150 CV y 400 Nm; se alimenta de una batería capaz de proporcionar una autonomía en modo eléctrico de hasta 50 km. Cuando se produce la transición al modo híbrido, un acelerador activo informa al conductor de este cambio. Asimismo, este prototipo ofrece un modo deportivo que ajusta el sistema para conseguir el máximo rendimiento.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • marcos

    me gusta mucho, tuve un GT me encanta, si pudiera

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche