Audi Quattro Ultra: igual de efectivo, pero más eficiente

Audi Quattro Ultra: igual de efectivo, pero más eficiente

17 febrero, 2016

Audi fue, tras la marca sueca Jensen, la primera marca en incorporar la tracción integral en coches convencionales. Ahora, Audi incorpora la tecnología Ultra a su sistema quattro, lo que supone combinar tracción total y el mínimo gasto de combustible posible.

El sistema de tracción integral denominado Quattro es sinónimo de éxito para la marca de los cuatro aros. En 1980 y durante el Salón de Ginebra, la firma alemana presentó al mundo el Audi Quattro, un coupé de formas cuadradas y 200 CV de potencia. Inicialmente, estaba prevista un producción limitada de este vehículo, pero la elevada demanda propició que se produjera en serie y se mantuviera en el mercado hasta 1991. Conocido como Ur-quattro, este vehículo es hoy una leyenda.

Desde entonces, Audi ha fabricado siete millones de vehículos con tracción integral y, en este momento, el sistema quattro está disponible en cada gama de modelos, desde el pequeño Audi A1 hasta su buque insignia, el Audi A8. La tracción total es clave para la firma alemana y uno de los pilares de su éxito. En 2015, el 40% de los vehículos de la marca se vendió con tracción total y en mercados como el de Estados unidos, Canadá, Rusia y Oriente Medio está tecnología goza de especial aceptación. En España, donde la cuota a cuota de vehículos comercializados con tracción total no alcanza el 7%, las matriculaciones de vehículos Audi con tracción quattro suponen el 30% de las ventas totales de la marca.

Pues bien, la marca alemana quiere continuar esta historia de éxito y ha decidido que ha llegado la hora de dar un nuevo paso al frente. A mediados de 2016, la última generación del Audi A4 Allroad estrenará el nuevo sistema Quattro con tecnología Ultra, cuya principal virtud es combinar las excelentes cualidades del mecanismo de tracción integral con un consumo de combustible más ajustado.

El objetivo no parece, a priori, nada fácil, ya que mantener los mismo niveles de tracción y dinámica de conducción, pero con un consumo más bajo es contradictorio. Una cosa o la otra. Sin embargo, en los vehículos de ensayo, Audi ha registrado un promedio de 0,3 l/100 km menos de combustible que con sistemas integrales convencionales.

El sistema logra obtener la máxima eficiencia gracias a que funciona de forma predictiva, es decir, se anticipa a las necesidades de tracción por medio de un completo despliegue de sensores y del análisis continuo de los datos recibidos de la dinámica de conducción, condiciones de la carretera y actitud del conductor.

De esta forma, durante el funcionamiento normal con bajas cargas y sin riesgo de deslizamiento de las ruedas, el nuevo sistema quattro aprovecha todas las ventajas de la tracción a las ruedas delanteras, pero la tracción total está latente y entrará en funcionamiento en cuanto sea necesario.

Por ejemplo, el sistema es capaz de calcular el punto en el que la rueda interior a la trazada llegará al límite de adherencia durante un paso veloz por curva. Este cálculo se completa en torno a medio segundo antes de que ello ocurra. Si la rueda se acerca al límite de adherencia dentro de un umbral definido previamente, el sistema de tracción integral es activado.

En definitiva, Audi mejora su aclamado sistema quattro, que debutará el A4 Allroad y progresivamente se irá extendiendo a toda la gama.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba