Audi Quattro Cup

30 diciembre, 2009

La pareje española, triunfadora scratch de la edición ’09.

Los mejores golfistas aficionados de 44 naciones se jugaron la victoria en la final mundial de la Audi quattro Cup en Sydney, un prestigioso torneo que cumplía su décimo novena edición en el año 2009. Durante 4 días, el Club de Golf de Nueva Gales del Sur (Australia) fue el escenario de una emocionante clausura de la temporada. La pareja española formada por Carlos Juan Luna y José María de Francisco, se hizo con la victoria en la categoría scratch.


Dos mangas, cada una a 18 hoyos, decidieron los ganadores de la edición 2009 de este clásico torneo de golf. Las parejas formadas por Brand van der Walt y Roy van Blerk, de Sudáfrica (grupo A, hándicap de equipo 5,0) y Narongrit Jatuweerawong y Narintanarat Kumtean, de Tailandia (grupo B, hándicap de equipo 14,0) batieron a todos sus rivales en las antípodas. Mientras, la pareja española formada por Carlos Juan Luna y por José María de Francisco, del club cacereño de Norba, acabaron en vigésimo quinto lugar, tras 2 vueltas magníficas, casi sin errores, lo que les permitió alzarse con el triunfo final en categoría scratch. Los españoles presentaban el hándicap de equipo más bajo de la competición, lo que les acabó penalizando frente al resto de parejas.


A la pareja extremeña le correspondió jugar la primera jornada con el equipo estadounidense y la segunda, con los representantes de Alemania. Juan Luna y de Francisco desarrollaron un juego agresivo pero inteligente, compensando cada integrante de la pareja los escasos errores de su compañero. Y de esta forma se convirtieron en los brillantes ganadores de la Final Internacional del Audi quattro Cup 2009, seguidos muy de cerca por la pareja representante de China y Tailandia.


La final mundial volvió a ser el punto y final de una larga y emocionante temporada que este año hizo las delicias de cerca de 80.000 participantes a lo largo de todo el planeta. En un total de 730 torneos clasificatorios, los golfistas amateur jugaron invitados por las filiales Audi y se clasificaron en cuarenta y seis enfrentamientos nacionales para la gran final de Australia. Entre los competidores había jugadores procedentes de toda Europa, así como de Indonesia, China, Sudáfrica y Canadá.


Además de los partidos disputados en uno de los campos de golf más bonitos del mundo y de la lucha por alcanzar el honor de la victoria absoluta en el torneo, los invitados – tanto los de dentro como los de fuera del green – gozaron de un espectacular programa que incluía visitas a la famosa Ópera de Sydney y al zoo de Taronga y, como complemento al torneo, una travesía en barco por el fascinante puerto de la ciudad.


El año que viene la Audi quattro Cup, originalmente iniciada en 1991, celebrará un aniversario muy especial cuando cumple su vigésima edición. De 51 torneos con 6.000 participantes en Alemania el año de su creación, el torneo ha evolucionado hasta convertirse en el más grande y popular de los que disputan golfistas aficionados. Y la tendencia permanece intacta, pues las primeras inscripciones para el torneo del año próximo, que tendrá lugar la próxima primavera en la isla de Cerdeña, ya se han recibido. Se trata de una de las citas más destacadas en el compromiso de Audi con el deporte del golf.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba