El Audi Lunar Quattro que pisará la luna

El Audi Lunar Quattro que pisará la luna

29 marzo, 2016

La marca de los cuatro aros está apoyando a un equipo de científicos alemanes que participan en la competición Google Lunar XPRIZE, cuyo objetivo es hacer llegar a la luna un vehículo no tripulado al que han llamado Audi Lunar Quattro.

En 1972, la última misión tripulada de la NASA a la Luna aterrizó a bordo de la nave Apolo 17 al norte del ecuador lunar. Precisamente, este ha sido el lugar elegido por los ingenieros alemanes, que participan en la competición Google Lunar XPRIZE con el apoyo y soporte técnico de Audi, como destino de la nave no tripulada que tendrá que transmitir imágenes de alta calidad desde la superficie lunar.

La competición Google Lunar XPRIZE está organizada por ingenieros y empresas de todo el mundo, y cuenta con una dotación de 30 millones de dólares en premios en metálico. Para ganar la competición, un equipo, que debe estar financiado al 90% por capital privado, ha de transportar un vehículo automatizado a la superficie lunar. Las reglas de la competición establecen que este vehículo lunar ha de ser capaz de desplazarse al menos hasta una distancia mínima de medio kilómetro sobre la Luna, y transmitir imágenes de alta resolución y vídeos a la Tierra.

Audi ha decidido apoyar a los únicos científicos alemanes en la competición y ha puesto a su disposición toda la experiencia de la marca en construcción ultraligera, movilidad eléctrica, conducción pilotada y tracción permanente a las cuatro ruedas, lo que supone una gran aportación para el desarrollo del vehículo que tendrá que surcar la superficie lunar.

Hasta el momento, el prototipo, denominado Audi Lunar Quattro, ya ha sido reconocido con dos premios “Milestone” por el jurado de la competición por el desarrollo del vehículo lunar y sus sistemas ópticos.

El Audi Lunar Quattro pesa, gracias a la utilización de materiales ultraligeros, tan solo 35 kg. En cualquier caso, el peso final puede variar, ya que se están implementando mejoras para reducir aún más el peso de algunos materiales, pero, también, aumentará el tamaño del vehículo. Para moverlo, Audi ha puesto a disposición de los científicos el sistema de propulsión eléctrica e-tron y el sistema de tracción total Quattro, algo de suma importancia debido al irregular terreno por el que tendrá que circular el vehículo.

Las pruebas del prototipo se están llevando a cabo en los Alpes austríacos y Tenerife y, además, Audi está prestando su equipo de alta tecnología para asegurar la fiabilidad del proyecto. Por ejemplo, los motores y demás componentes eléctricos deberán soportar pruebas de estrés en cámaras climáticas de la marca de los cuatro aros.

El Audi Lunar Quattro en vídeo

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba