Audi apuesta por los combustibles sintéticos

Audi apuesta por los combustibles sintéticos

21 noviembre, 2017

Mientras las baterías sigan ofreciendo autonomías modestas y unos tiempos de recarga elevados (además de otros problemas como la capacidad de producirlas de manera tan masiva como para abastecer el mercado global), los combustibles alternativos son una vía interesante.

Conviene aclarar que los combustibles sintéticos no solucionan los problemas de contaminación de las grandes ciudades, puesto que siguen siendo eso, combustibles, y como tal, emiten gases a la atmósfera. La gran ventaja de estos productos sintetizados es que sus emisiones netas se compensan, es decir, el CO2 global de todo el proceso de obtención y combustión del mismo es muy inferior al del petróleo.

Desde hace años, Audi lleva a cabo investigaciones en combustibles respetuosos con el medio ambiente desde el punto de vista del CO2, como el Audi e-gas, la e-gasolina o el e-diesel, todos ellos obtenidos de una forma sintética.

La compañía da ahora el siguiente paso en la producción del e-diesel. “En el proyecto de Laufenburgo, gracias a una nueva tecnología, podemos manejar la producción del e-diesel de una manera eficiente en unidades compactas, lo que hace que sea más económico.

La planta piloto ofrece posibilidades de acoplamiento sectorial o, dicho con otras palabras, combina los sectores energéticos de electricidad, calor y movilidad, y hace posible almacenar energía renovable, explica Reiner Mangold, director de Desarrollo de Producto Sostenible en AUDI AG.

Cómo obtiene Audi el e-diesel

El cuadro de relojes puedes ser por pantalla TFT pero en opción según versión.
Audi está intensificando la producción de combustibles sintéticos.
Ampliar

El Audi e-diesel tiene el potencial de hacer que los motores de combustión convencionales funcionen prácticamente con una huella de CO2 neutral. Para producirlo, la planta convierte el excedente de energía hidroeléctrica en combustible sintético. Se aplica el siguiente principio químico: la energía limpia generada en la estación hidroeléctrica produce hidrógeno y oxígeno a partir del agua, un proceso conocido con el nombre de electrolisis.

En la fase siguiente, el hidrógeno reacciona con CO2, utilizando una tecnología de microprocesos innovadora y muy compacta. El CO2 se puede obtener de la atmósfera o de gases residuales biológicos y, como ocurre con todos los combustibles limpios de Audi, es la única fuente de carbono. Se forma una cadena larga de compuestos de hidrocarburos. En la etapa final del proceso, estos son separados en los productos finales Audi e-diesel y también en ceras, que se utilizan en otras áreas de la industria.

Está previsto producir las primeras cantidades de e-diésel en Laufenburg a principios del próximo año. Audi y las compañías asociadas en el proyecto, Ineratec y Energiedienst AG, presentarán la solicitud de planificación para las instalaciones en el plazo de unas semanas. Los trabajos de construcción se pondrán en marcha a principios de 2018.

Hasta la fecha, esta es la segunda asociación de Audi en una planta piloto que funciona de acuerdo con el principio de electricidad a líquido ‘power-to-liquid’. Audi ya ha estado trabajando junto con la corporación de energía tecnológica Sunfire en Dresden, desde 2014. Allí, Sunfire explora la fabricación de e-diesel utilizando el principio mencionado anteriormente, pero con la implicación de diferentes tecnologías.

Los otros proyectos de biocombustibles Audi incluyen su propia instalación en Werlte, al norte de Alemania, donde se produce el Audi e-gas (metano sintético) para las variantes g-tron de los A3 Sportback, A4 Avant y A5 Sportback. El constructor de automóviles de Ingolstadt también está investigando la fabricación de combustible sintético e-gasolina junto con socios especialistas.

Consumo de combustible de los modelos mencionados:

Audi A3 Sportback g-tron:
Consumo de CNG en kg/100 km: 3,6 – 3,3
Consumo combinado en l/100 km: 5,5 – 5,1
Emisiones combinadas de CO2 en g/km (CNG): 98 – 89
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 128 – 117

Audi A4 Avant g-tron:
Consumo de CNG en kg/100 km: 4,4 – 3,8
Consumo combinado en l/100 km: 6,5 – 5,5
Emisiones combinadas de CO2 en g/km (CNG): 117 – 102
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 147 – 126

Audi A5 Sportback g-tron:
Consumo de CNG en kg/100 km: 4,2 – 3,8
Consumo combinado en l/100 km: 6,3 – 5,6
Emisiones combinadas de CO2 en g/km (CNG): 114 – 102
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 143 – 126

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba