Audi y el Grupo Viessmann producirán e-gas biológicamente

Audi y el Grupo Viessmann producirán e-gas biológicamente

El gas natural tiene varias ventajas como combustible alternativo a la gasolina o el gasóleo. Es más limpio y se puede obtener fácilmente. Audi llega a un acuerdo con el grupo Viessmann para producir mayores cantidades de gas natural y potenciar su utilización.

El grupo Volkswagen en general, y especialmente Audi, están haciendo una fuerte apuesta por el gas natural como combustible alternativo a la gasolina o el gasóleo e incluso al GLP. Frente a este último, el gas natural tiene la ventaja de poderse obtener de forma más inócua para el medio ambiente y sus emisiones son más limpias. La desventaja está en que su almacenamiento ocupa un mayor volumen y debe estar confinado a mayores presiones, lo que complica la ubicación de los depósitos de gas en los coches. Audi ha presentado varios modelos con la posibilidad de funcionar mediante gas natural, como el Audi A4 g-Tron o el Audi A3 g-Tron y su apuesta por este combustible ha llevado a la firma de un acuerdo entre Audi y el grupo Viessmann para producir mayores cantidades de gas natural mediante un nuevo proceso biológico.

Audi está ampliando sus capacidades de producción de este tipo de combustible, a través de métodos sostenibles, por ejemplo en la planta de Allendorf (Alemania), que inició su actividad durante el pasado mes de febrero.

Actualmente, en la planta de Wertle (Alemania) el e-gas se produce en las etapas de electrólisis y metanización a base de un proceso químico-catalítico con alta presión y temperatura, mientras que en la del Grupo Viessmann la metanización se logra de forma biológica. Microorganismos altamente especializados absorben el hidrógeno disuelto en el líquido y el dióxido de carbono a través de las membranas de sus células. A partir de estas moléculas pueden entonces formar la molécula de metano. El proceso se conduce bajo una presión moderada de unos cinco bar y a temperaturas relativamente bajas. “Estamos escribiendo aquí el siguiente capítulo en la historia del Audi e-gas”, comenta Reiner
Mangold
, responsable de Desarrollo de Producto Sostenible en AUDI AG, durante la ceremonia de inauguración. “Audi comenzó a producir combustible sostenible en Wertle hace unos dos años. Ahora también trabajamos con un socio que contribuyó al desarrollo de este nuevo proceso”.

Este centro también se ha convertido en la primera instalación de conversión de energía en gas en Alemania que utiliza la metanización biológica, procesando directamente el dióxido de carbono contenido en el gas.

Audi subrayó que esta asociación con Grupo Viessmann le permitirá suministrar e-gas producido de forma sostenible a un gran número de clientes, al tiempo que está aumentando su oferta de vehículos que utilizan este combustible.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Miguel Guillen 14 marzo, 2016

La extracción de Gas natural no es la mas “inocua” para el medio ambiente. El daño que el fracking causa a los suelos de donde es extraído es totalmente mas dañina y peligrosa que los demás combustibles. La promoción de Gas natural cumple solo con los intereses de las petroleras no del medio ambiente. Hacer creer lo contrario es igual de criminal que su extracción.

Rubén Fidalgo 14 marzo, 2016

Hola Miguel, en este caso no se trata de extraer el gas natural acumulado en el subsuelo, sino de obtenerlo a partir de un proceso de hidrólisis y un tratamiento biológico. El gas natural es un hidrocarburo, lo que proponen con esta iniciativa no es extraer gas natura, sino producirlo. Para ello primero disocian el agua para obtener hidrógeno y luego añaden CO2 al hidrógeno para obtener la molécula de gas natural. No se trata de fracking, que es un método hidromecánico para extraer gas natural y petróleo que ya existen, no para generarlos.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba