Noticia

Audi: diésel a partir de agua

Ampliar

02 de enero, 2015

Audi pone en marcha una nueva planta para producir diésel sintético obtenido a partir de agua y aire utilizando en el proceso energía eléctrica que llega de fuentes renovables. Esta nueva factoría es capaz de producir hasta 160 litros diarios de "petróleo azul" del que lograr el Audi e-Diesel.

Audi, en colaboración con Climeworks y Sunfire, ha inaugurado en la ciudad alemana de Dresden una nueva planta piloto de producción de diésel a partir de agua, dióxido de carbono (CO2) y electricidad.

La puesta en marcha de este proyecto permite demostrar la viabilidad de la industrialización de los combustibles ecológicos Audi e-fuels: estas instalaciones operan según el principio ‘power-to-liquid’ y extraen el CO2 directamente del aire con una tecnología de Climeworks.

Este nuevo centro puede producir alrededor de 160 litros diarios de ‘petróleo azul‘, del que casi el 80% se puede transformar en combustible diésel sintético Audi e-diésel, libre de azufre y compuestos aromáticos.

Este elemento se inflama con facilidad y sus propiedades químicas permiten que se pueda usar como un combustible convencional, por lo que se puede mezclar con diésel fósil en cualquier proporción.

En realidad, el proceso de obtención de petróleo sintético no es nada nuevo, aunque sí la optimización del mismo. Precisamente fueron los alemanes quienes descubrieron la posibilidad de obtener combustible líquido a partir del carbón y del agua en 1930 y su uso fue determinante durante la Segunda Guerra Mundial. El elevado consumo energético de la «Blitzkrieg» (guerra relámpago en alemán) y las escasas reservas de petróleo de Alemania potenciaron el desarrollo de las tecnologías de Fiedrich Bergius (químico germano) para obtener gasolina a partir de carbón hidrogenado y de Franz Fischer y Hans Tropsch -también químicos-, que permitían la obtención de combustible diésel a partir de hidrógeno y monóxido de carbono.

La genialidad del nuevo proceso de la planta de Audi está en dos factores:

  1. Que la energía eléctrica necesaria para obtener el hidrógeno a partir del agua (proceso que requiere un gran consumo energético) se obtiene 100% de fuentes renovables como la eólica.
  2. Que el CO2 necesario para producir el hidrocarburo se obtiene del aire, de modo que las emisiones netas de CO2, tanto del proceso de obtención del combustible como del vehículo que utilice ese diésel, son cero.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Patxeco

    Lo que tienen que inventar es cómo convertir el agua en kalimotxo…

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche