Noticia

Así se lleva a cabo la conducción autónoma: componentes necesarios

Ampliar

27 de julio, 2018

Daimler y Bosch nos explican cómo han logrado llegar hasta la conducción autónoma y qué elementos son necesarios para que un coche pueda circular solo.

Dos de las compañías más punteras en el sector de la automoción se han aliado para desarrollar la tecnología autónoma. Para llegar al punto en el que no sea necesario el requerimiento ni la atención de un conductor, antes hay que haber comprobado que el nivel de seguridad sea el máximo. En ello están ahora Bosch y Daimler. Juntos han realizado una jornada de pruebas o Tecday donde han analizado los parámetros que registran cada uno de los sensores que se ubican en un prototipo. El conjunto que forman las cámaras ópticas, las señales de radar, los ultrasonidos y un lídar se encarga de conocer el entorno y ayuda al vehículo a encontrar su camino. Así se lleva a cabo la conducción autónoma.

Los 5 niveles de la conducción autónoma

Así funciona un coche autónomo

La combinación de información de todos esos sensores produce un modelo que cumple con las garantías necesarias para que el trayecto sea seguro. La monitorización de los sensores se ejecuta continuamente a tiempo real y, sobre la base de lo captado, el Controlador de Conducción Autónoma (ADC) toma decisiones y envía comandos a los actuadores del vehículo, que son gobernados por una red de módulos de software distribuidos en varias unidades de control.

¿Seguirán existiendo accidentes con coches autónomos?

«El sistema ejecuta las órdenes del software de control del movimiento (Motion Control Software), usando además sus propios sensores para registrar el movimiento de forma precisa y fiable y así poder determinar la trayectoria correcta. Esto incluye, por ejemplo, reconocer y compensar perturbaciones tales como vientos cruzados, baches o una superficie inesperadamente deslizante. También puede hacer que el vehículo se detenga de manera segura si no hay instrucciones de conducción del ADC o si no son plausibles», aseguran desde Mercedes.

Elementos necesarios para la conducción autónoma

La conducción automatizada influye en cada parte del automóvil (propulsión, frenos, dirección, instrumentos de visualización, navegación, conectividad…), por tanto, el número de sensores que controlan todo es alto, como también lo es su grado de responsabilidad. Bosch es uno de los especialistas en componentes de automoción y fabrica, entre otras muchas cosas, estos sensores y elementos necesarios para la conducción autónoma:

  • Sensor de radar: alcanza generalmente una distancia de unos 250 metros y está constantemente ofreciendo información del coche en 360 grados.
  • Sensor ultrasónico: su principal función es la de reconocer el entorno dentro de un alcance cercano (hasta seis metros) y a bajas velocidades. Los impulsos ultrasónicos rebotan contra los objetos y vuelven al vehículo para identificar el contexto en el que se encuentra.
  • Sensor de vídeo: tiene un rango de medición 3D de más de 50 metros y proporciona información sobre el entorno en un rango mayor. Donde no hay marcas viales, puede determinar de manera fiable si el borde de una calzada es transitable o no, así como llegar a reconocer a personas parcialmente oscurecidas.
  • Sensor de lídar: para mayor seguridad, Bosch también utiliza un lídar que se asocia a los demás sensores.
  • Dirección asistida eléctrica: se trata de una dirección a prueba de fallos que permite en todo caso que los ocupantes nunca se queden sin las funciones esenciales de la dirección del coche.
  • ESP: es un sistema de estabilidad electrónica vinculado a los frenos para mejorar la seguridad activa.
  • iBooster: este asistente de freno electromecánico para vehículos híbridos y eléctricos se ayuda del motor eléctrico revirtiendo su marcha para frenar el coche.
  • Connected Horizon: sistema que permite una vista previa de la ruta que se va a hacer teniendo en cuenta aspectos como el tráfico real, las normas viales…
  • HMI: pantalla en el cuadro de instrumentos con una flexibilidad máxima en cuanto a procesamiento y modos de visualización.
  • Mapas

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche