Noticia

Así evolucionan las flotas de las empresas españolas

Ampliar

27 de junio, 2017

El Observatorio del Vehículo de Empresa ha presentado la novena edición de su Estudio sobre la Movilidad Corporativa para mostrar los últimos resultados en cuanto a la evolución y la dirección que toman las empresas españolas y algunas de otros países europeos.

Este martes, el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) ha presentado su tradicional y anual Estudio sobre la Movilidad Corporativa. El encargado de coordinar el acto ha sido el director del Informe, Manuel Orejas, quien ha arrojado relevantes datos en materia de las flotas españolas y su comparativa con las demás europeas.

El libro, con más de 120 páginas llenas de datos y porcentajes sobre desarrollos y previsiones referentes a todo lo vinculado con el modo de transporte y reparto de las compañías en esta novena edición, se centra en analizar la movilidad del sector empresarial en 13 países distintos de Europa, con 4.000 entrevistas a los trabajadores de todo tipo de empresas (pymes, grandes empresas, multinacionales…).

Cuáles son las conclusiones más destacadas de la edición 2017

Las principales conclusiones del estudio de 2017 se centran en los ámbitos de crecimiento de flotas para los próximos años, en la preferencia por el renting para constituir, renovar y aumentar ese conjunto de vehículos y en la inclusión de las nuevas energías alternativas más ecológicas, sostenibles y eficientes que van contrarrestando y sustituyendo-muy poco a poco- a los motores de combustión. Aunque lo cierto es que la elección favorita continúa siendo un clásico: el carburante diésel. Las empresas siguen apostando por el gasoil, con un 88% de la flota total impulsada por este combustible, debido al pragmatismo que impera en el negocio; la relación coste/uso sigue siendo la mejor.

Los híbridos, como tecnología alternativa

La tecnología eléctrica no termina de tomar partido en las flotas, debido a los característicos problemas de autonomía e infraestructuras. Si bien es cierto que para un uso exclusivamente urbano se antoja como la absoluta referente por sus condiciones beneficiosas, tanto para el usuario (exento de prohibiciones) como para el medio ambiente. Sólo el 16% de las empresas españolas sumará a su conjunto de vehículos algún eléctrico para 2020.

El Plan Movea, mucho más orientado a la compra individual o particular, puede ser provechoso para las empresas, pero no en grandes dosis, ya que su beneficio se traslada a la compra final y no a la programación de adquirir en un período amplio de tiempo varios vehículos. En otros países europeos, como Holanda, existen otras ayudas que facilitan que esta cifra sea mayor; por eso, en este país lograrán alcanzar un 35% en el próximo trienio de vehículos eléctricos en flotas nacionales. La hibridación, por tanto, se posiciona como la alternativa más factible en España para las compañías, con un aumento del 23% al 37% en el último año.

El renting, el método preferido por las grandes empresas

Para concluir los puntos más preponderantes del análisis, hay que subrayar la significación del renting, como antes apuntábamos. En nuestro país, es el método de financiación de flotas por excelencia; casi a la par de la compra directa (37% frente a 34%); con un 20% se situaría el leasing. En las grandes compañías y multinacionales, la primacía por el renting aumente todavía con mayor distancia: el 75% escoge este procedimiento como opción (estando España a la cabeza de Europa en tipo de método renting para empresas grandes, seguidos de cerca por Francia, Alemania, Bélgica u Holanda). No obstante, también gana adeptos entre las pymes, con un punto más que el año pasado (21%).

Esta última publicación, así como todas las anteriores, se pueden descargar en este enlace (página oficial del CVO, promovido por Arval) por si se quieren consultar cifras más detalladas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche