Así es el sistema 4Motion Active Control del nuevo Volkswagen Tiguan

9 febrero, 2016

Cuenta con cuatro modos de conducción para adaptarse lo mejor posible a las características del suelo. Tiene un modo específico para nieve y otro personalizable a gusto del conductor.

El nuevo Volkswagen Tiguan, primer SUV del grupo alemán en utilizar la plataforma MQB (Audi A3, Volkswagen Passat), se desenvuelve a las mil maravillas sobre nieve. Gracias a su sistema 4Motion Active Control, su tracción a las cuatro ruedas se puede aplicar en condiciones muy específicas. Esta tecnología estará disponible con el motor 2.0 TSI de 180 CV y junto a los propulsores diésel 2.0 TDI de 150, 190 y 240 CV.

Cuenta con varios modos de conducción (“Onroad”, “Snow”, “Offroad” y “Offroad Individual”) que facilitan la tarea de conducir fuera de asfalto y de hecho, la versión 4Motion se puede pedir con un acabado específico para conducción ‘off-road’. El ángulo de ataque se incrementa a 25,6º en vez de 18,3º, mientras que el ángulo de salida es de 24,7º. Con todo ello, este vehículo ofrece unas características muy interesantes para los amantes de lo campero.

La tracción total 4Motion, además, funciona con un embrague especial. Se trata de una mecánica multidisco para distribuir de una forma fluida la potencia entre los dos ejes. Aunque en condiciones normales el Tiguan recurre al eje delantero, en caso de riesgo de pérdida de tracción, el eje trasero se acopla rápidamente.

Cuatro modos de conducción
Cuatro modos de conducción
Ampliar

De este modo, el nuevo Tiguan distribuye la carga de forma variable para así adaptarse continuamente a las condiciones del suelo. En caso de que una rueda patine, el coche redistribuye su fuerza a la que tiene más agarre. Se apoya en el sistema de control electrónico de estabilidad (ESC) y en el bloqueo electrónico del diferencial (EDS).

  • Modo “Snow”: Para conducir sobre nieve. El comportamiento del acelerador es más plano, para así evitar pisar demasiado sin hacerlo a propósito. Por otro lado, la caja DSG sube de marchas antes para propiciar una tracción óptima.
  • Modo “Offroad”: Para conducir fuera de asfalto. El Cambio DSG sube de marchas de manera más tardía, mientras que el EDS aumenta su grado de bloqueo para evitar la intervención del ESC. Los sistemas ‘Hill Start Assist’ para subir una colina y el ‘Hill Descent’, para bajar, se activan de forma automática.
  • Modo “Offroad-Individual”: Permite personalizar las funciones de conducción a gusto del conductor.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba