Noticia

Así conecta Audi los coches eléctricos con los edificios

Ampliar

13 de febrero, 2019

Audi anuncia su integración en el proyecto EEBUS, una iniciativa que busca la intercomunicación de los coches eléctricos y los hogares conectados para agilizar y optimizar el proceso de carga y la gestión de la energía.

Audi acaba de anunciar su participación en el estándar EEBUS, una iniciativa que cuenta con la implicación de más de 70 compañías internacionales y que establece un lenguaje uniforme en el Internet de las Cosas para la integración de los coches eléctricos en el hogar inteligente. El objetivo principal que persiguen es el de conectar todos y cada uno de los grandes generadores de energía de un hogar con los consumidores de la misma, de modo que se garantice un control y una gestión optimizada.

Audi Center Madrid Norte: un nuevo y revolucionario universo de Audi

Este concepto de comunicación es precisamente lo que los miembros de EEBUS probaron durante el pasado Plugfest E-Mobility, celebrado en la planta que Audi tiene en Bruselas. Los desarrolladores e ingenieros realizaron diversas pruebas para verificar si el sistema fotovoltaico, la infraestructura de carga, el coche eléctrico y el sistema de calefacción pueden comunicarse sin interferencias. Lo que hicieron es conectar los elementos a través de lo que se conoce como sistema de administración de energía para el hogar (HEMS, por sus siglas en inglés). Según informan, la información se reúne en este centro de control, que permite que todos los dispositivos relevantes para la energía intercambien información sobre sus requisitos de electricidad.

La conexión entre un Audi y la vivienda

En lo que respecta a Audi, el fabricante de los cuatro aros ofrece una innovadora solución para cargar los vehículos eléctricos en casa. «En su etapa de expansión más alta, el sistema opcional de carga connect permite una potencia de carga de hasta 22 kW para agilizar la carga. Los beneficios son obvios: con esta tecnología, el Audi e-tron siempre puede cargarse con la máxima potencia posible para el sistema eléctrico doméstico y el del automóvil. Además, el sistema también considera los requisitos de energía de otros aparatos consumidores de energía en el hogar y se ajusta en consecuencia para evitar la sobrecarga del sistema y, por lo tanto, hacer que salte el diferencial.» Eso sí, para ello es necesario que la vivienda esté equipada con un HEMS compatible, al que el sistema de carga se conectará utilizando la red Wi-Fi doméstica.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche