Así afecta el Brexit a la industria del automóvil en Reino Unido

Así afecta el Brexit a la industria del automóvil en Reino Unido

El Brexit está haciendo mella en el sector automotor británico. Los aranceles encarecerían de manera considerable la producción, por lo que algunas marcas estarían replanteándose su futuro industrial en el país insular.

A cuatro meses de que se cumplan dos años del referéndum que se llevó a cabo en el Reino Unido para que el país saliera de la Unión Europea -recordemos, el resultado propició el Brexit-, las consecuencias están empezando a aflorar en el comercio y la industria del automóvil.

Cómo afectará el Brexit al mundo del automóvil

Este impacto ha desembocado en que algunos fabricantes del país insular tengan que enfrentarse a determinados retos para recomponer sus cuentas. Vauxhall, perteneciente a PSA y cuya gama se compone de modelos Opel, se ha visto obligada a recortar su plantilla; Jaguar-Land Rover está planificando límites en su producción; y algunos jefes sindicales aseguran que esto solo es el comienzo. Uno de ellos, John Cooper, que trabajó en Ellesmere Port (donde Vauxhall produce el Astra) durante 50 años, asegura que la gente no debería subestimar los peligros que trae el Brexit. “¿Por qué Nissan continuaría invirtiendo en el noreste cuando tiene una planta en España donde puede construir el mismo automóvil sin un arancel del 10%?”, dice Cooper.

La producción española de vehículos cae por el Brexit

El Brexit encarece la producción en el Reino Unido

Lo cierto es que no le falta razón. Los aranceles y otras barreras podrían ser muy perjudiciales para la industria británica del automóvil, puesto que muchas piezas cruzan fronteras continuamente durante el proceso de producción. Podemos tomar como ejemplo a Mini, que fabrica en Oxford: trae desde Francia los cigüeñales de sus motores, los envía a la planta que BMW tiene en Hams Hall (cerca de Birmingham) y después son remitidos a la planta de Magna Steyr (Austria) para su montaje.

¿Se arrepiente PSA de haber comprado Opel?

Todos estos envíos están afectados ahora por mayores impuestos que, en ocasiones, las compañías podrán evitar trasladando su ensamblaje a otros lugares. Una unión aduanera con Europa podría resolver parte del problema, pero el gobierno de May lo ha descartado. Por lo tanto, según ha estudiado PA Consulting, con el escenario de un arancel del 10%, la cadena de montaje podría aumentar su coste en unas 2.372 libras (alrededor de 2.700 euros) por cada vehículo producido.

Algunas marcas podrían cerrar sus plantas en el Reino Unido

De este modo, algunas marcas como Honda (con industrias en Swindon) o Toyota (con planta en Derbyshire), que exportan la inmensa mayoría de sus coches fabricados en Reino Unido, podrían no tardar en echar el cierre a sus instalaciones. El embajador de Japón en el Reino Unido, Koji Tsuruoka, respaldaría esta decisión. “Las compañías extranjeras no se quedarán si no hay rentabilidad en las operaciones contiguas”, asegura.

Fuente: Automotive News

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Juan Jose 20 febrero, 2018

El que por su gusto corre… Jamas de la vida cansa!

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba