Los establecimientos de compraventa de coches usados, inspeccionados

Los establecimientos de compraventa de coches usados, inspeccionados

El Instituto Municipal de Consumo de la capital ha iniciado una campaña de inspección para vigilar que los establecimientos de compraventa de coches usados cumplan con la normativa.

El Instituto Municipal de Consumo de Madrid comienza esta semana la campaña de inspección y control de 100 establecimientos de compraventa de vehículos usados, que se prolongará hasta fin de año. El objetivo de la campaña es comprobar si la información que ofrecen al consumidor es suficiente, precisa y cumple la normativa, ya que en la campaña de inspección anterior, realizada en 2007, un 32,2% de los establecimientos presentaba algún tipo de irregularidad.

En el contexto económico actual ha tomado mayor peso la compraventa de vehículos usados, por lo que el Ayuntamiento ha puesto en marcha esta iniciativa para velar por los derechos de los consumidores, señala el consistorio en una nota.

Según la normativa vigente en la Comunidad de Madrid desde 2003, cada vehículo que se oferte en un establecimiento debe disponer de un documento individualizado donde se detallen las características que sean determinantes para decidir su compra por parte del consumidor.

En el documento deben figurar la antigüedad del vehículo, su kilometraje, información sobre el servicio inmediato anterior al que fue destinado el vehículo, fecha y resultado de la última inspección técnica (ITV), indicación de la garantía que posea y si el vehículo está libre de cargas y gravámenes.

Además, los establecimientos deben colocar de forma visible sobre cada vehículo un cartel con los siguientes datos: marca, modelo, matrícula, si es o no propiedad del titular del establecimiento, antigüedad, kilometraje, fecha de la primera matriculación, servicio a que estaba destinado anteriormente y precio claramente visible con mención sobre la garantía del vehículo.

Antes de comprar un coche usado, verifica su estado

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido en los últimos meses decenas de consultas y quejas de consumidores por coches usados, por lo que aconseja que, antes de comprar un vehículo de segunda mano, se verifique con un técnico su estado.

El coste puede rondar los 150 y 200 euros, según indica la asociación en un comunicado en el que constata que debido a la crisis económica ha aumentado la venta de vehículos de segunda mano, de forma que por cada coche nuevo, se compran cuatro de segunda mano.

Las personas que han acudido con sus quejas a la asociación lo han hecho al comprobar que al poco tiempo de adquirir el coche este presentaba problemas mecánicos de los que no ha sido informado.

Trucos para comprar un coche de segunda mano

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba