Noticia

La app de la DGT, denunciada: “es ilegal no llevar el carnet físicamente”

Ampliar

18 de junio, 2020

Se ha admitido a trámite la denuncia contra la app miDGT. Dvuelta, la denunciante, considera ilegal que no se lleve físicamente el carné de conducir.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha admitido a trámite un recurso de Dvuelta contra la Dirección General de Tráfico y su aplicación miDGT por considerar que algunas de sus funciones contravienen la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de la Circulación.

Exactamente, la entidad dedicada a la defensa de los conductores denuncia la instrucción firmada por Pere Navarro, director general de Tráfico, para la habilitación normativa necesaria para que los conductores, entre otras cosas, pudieran no portar consigo físicamente el permiso de conducción.

Dvuelta: «no llevar el carnet de conducir físico es ilegal»

Dvuelta considera que la instrucción de no llevar el carnet en formato físico es “contraria a la ley”. Ellos argumentan que no portar el permiso de conducir, tal y como viene recogido en el Reglamento de Circulación, es un delito

Puede que te interese: ¡Cazada! Ya sabemos cuál es la furgoneta de la DGT que pone multas

Precisamente, este era uno de los reclamos principales de la nueva aplicación de la DGT, que se anunciaba con el lema: “Los móviles son los nuevos permisos de conducir”. En opinión de  Dvuelta, este tipo de anuncio “resulta falso y contrario a la Ley”, ya que “pretende dotar de legalidad al carnet de conducir electrónico mediante la publicación de una instrucción de carácter interno que es contraria a la Ley de Tráfico”.

Según la asociación, la argumentación de la DGT no es válida, ya que no se puede anteponer una ley general (la Ley de Procedimiento Administrativo) a una Ley especial (la Ley de Tráfico), y porque tampoco se puede anteponer una ley anterior a otra posterior.

El Gobierno revisará las etiquetas medioambientales de la DGT: ¿se acabó el chollo de los microhíbridos?

Una vez admitida la denuncia a trámite, empieza una batalla legal que puede acabar con la aplicación de la DGT o, como poco, hacer que se elimine una de sus características más atractivas para el conductor.

Al mismo tiempo, desde Dvuelta también advierten que la aplicación sobrepasa los límites de privacidad del conductor. “La información personal privada que autorizamos a que la DGT posea excede, con mucho, los supuestos usos que el organismo anuncia como funcionalidades que nos facilitan la vida. La DGT, con la instalación de la aplicación, sabrá dónde estamos, si nos movemos y qué hacemos”, explican.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche