Noticia

Cómo ampliar puntualmente la capacidad del coche

Ampliar

25 de agosto, 2016

La vuelta de las vacaciones a veces se realizan con más equipaje del esperado y se acaba por transportar sin la suficiente seguridad, por eso, Sixt ha preparado unas cuatas soluciones a estos problemas tan frecuentes en estas fechas del verano.

Llega el periodo de vuelta de vacaciones y resulta frecuente tener problemas a la hora de cargar el coche porque el equipaje que hemos preparado es superior al que cabe en el maletero de nuestro vehículo. Por eso, la empresa de alquiler de coches Sixt, ha preparado algunas soluciones para ampliar la capacidad de carga del coche con seguridad, una buena alternativa para evitar enviar nuestro exceso de compras o de maletas por un transporte profesional.

Barras portaequipaje: Las conocidas “bacas” son la opción más económica y universal, ya que este sistema es válido para la gran mayoría de coches. Ocupan poco espacio cuando se desmontan pero exigen un correcto y minucioso montaje en el vehículo y sujeción de la carga. Los inconvenientes de esta solución son que el equipaje está expuesto a las inclemencias del tiempo y suciedad de la carretera, genera ruidos aerodinámicos, eleva el consumo del vehículo y modifica su comportamiento dinámico.

Cofres de techo rígidos: Empeoran la aerodinámica del vehículo pero no tanto como el equipaje situado directamente sobre las barras portaequipaje. Aportan mucha capacidad extra, más seguridad que una baca, más comodidad y protegen el equipaje. Su principal problema es el espacio que ocupan cuando se desmontan.

Cofres de techo textiles: Similares a los cofres rígidos, pero se pliegan al desmontarse para poder almacenarse más fácilmente. No son tan seguros frente a robos cuando están instalados y se deterioran con mayor facilidad. Además, pueden producir más ruido aerodinámico, pero son impermeables, ligeros y se instalan fácilmente.

Cofres para gancho de remolque: Se trata de una ampliación de la capacidad de carga del vehículo sin afectar a la aerodinámica y, por tanto, al consumo. Se sitúan en la parte trasera del vehículo, anclados directamente al gancho de remolque. La carga y descarga es más cómoda porque no hay que elevar la carga por encima del techo del vehículo y la instalación es mucho más rápida y sencilla, pero requiere que el coche cuente con gancho de remolque.

Remolque: Si necesitas la máxima capacidad la mejor solución es un remolque. Existen diferentes tipos y tamaños para dar respuesta a cualquier necesidad, pero es la opción más costosa, limita la velocidad de marcha del vehículo, su comportamiento dinámico, eleva el consumo, dificulta las maniobras y se necesita mucho espacio para almacenarlo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche